Universitat d'Alacant / Universidad de Alicante
 
 
DISCURSO DEL RECTOR EN FUNCIONES, MIGUEL LOUIS, CON MOTIVO DE LA CONMEMORACIÓN DEL 25 ANIVERSARIO DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE

Alicante, 23 de septiembre de 2004.

 

Excelentísimo Señor Presidente,
Molt Honorable Senyor,
Excelentísimos y Magníficos Rectores,
Excelentísimas e Ilustrísimas autoridades,
Integrantes  del Claustro,
Señoras y señores:

La universidad de Alicante, junto a las de Cádiz y  León, fue creada mediante la Ley 29/1979 de 30 de Octubre.

Desde entonces, esta Universidad, ha conseguido ser un referente en muchos ámbitos, y algunos proyectos, como por ejemplo la Biblioteca Virtual “Miguel de Cervantes” http://cervantesvirtual.com/ gozan de un amplio reconocimiento internacional y la han dado a conocer en todo el mundo. 

En ese pasado que  recordamos, la relación de los poderes públicos con esta Universidad no ha estado siempre caracterizada por un diálogo fluido y un espíritu constructivo, etapa hoy en día superada.

Por ello se han dedicado muchos esfuerzos para lograr que nuestra Universidad siguiera creciendo en un entorno estable y de calidad académico y humano.

Quiero hacer patente en un día como hoy, el agradecimiento de la Universidad de Alicante a sus creadores y actores.

Gracias a la Sociedad por haber apoyado esta iniciativa  desde todas las instancias y representaciones, conscientes de lo importante que, para Alicante , era tener Universidad.

Gracias a los rectores Gil Olcina, Martín Mateo, Pedreño y Ordóñez y a sus equipos, por haber conducido este proyecto por buen camino, a veces en situaciones dificultosas y adversas, pero con los buenos resultados que  podemos ver en la actualidad.

Gracias, en fin, a todas y cada una de las personas que han formado parte de la comunidad Universitaria en estos 25 años, profesoras y profesores, personal de administración y servicios, alumnas y alumnos, familiares y amigos por confiar en este proyecto enriquecedor. 

Transcurridos estos 25 años, nos enfrentamos ahora, a los nuevos retos que tiene nuestra Universidad:

Entre otros, preparar el futuro profesional de nuestros  jóvenes, alumnas y alumnos, transmitirles los conocimientos, pero sobre todo las destrezas y habilidades que marca el sistema de convergencia europeo, favorecer las competencias sociales y participativas en torno al concepto de ciudadanía.

El Espacio Europeo es sin duda uno de los retos fundamentales para los próximos años. Significa, ante todo, trascender la Europa del Mercado Común, la de los mercaderes.

Se trata ahora de la Europa de las ciudadanas y ciudadanos, de la cultura, de la ciencia, del conocimiento, de la investigación y la educación.

Las universidades tenemos un papel fundamental en este proceso que se concreta en tres aspectos:

1) investigación y el desarrollo de sus resultados a través de la industria y las empresas,
2) educación y formación, en particular la formación de investigadoras e investigadores,
3) contribución al desarrollo regional y local. 

En este reto para Europa, basado en el conocimiento y el saber, la Universidad tiene a su alcance multitud de oportunidades pero también  desafíos.
La Universidad de Alicante está lista, para afrontar los próximos 25 años.
Podemos encarar este futuro con optimismo, llegar a hacer realidad nuestras fundadas aspiraciones en torno a nuevas instalaciones que permitan una conexión más clara con el tejido industrial, con la sociedad y la Ciudad, que deben ser respaldas para disponer de nuevos espacios divulgativos que mejoren nuestra oferta. 

Señoras y señores, queridas  alumnas y alumnos, amigas y amigos ,en nuestro mundo globalizado, el conocimiento y el saber son hoy la base de todos los discursos para el desarrollo y el crecimiento de nuestra sociedad. En este contexto, la Universidad de Alicante tiene un papel social determinante: valorizar el conocimiento, saber transferirlo y seguir ejerciendo como foro de reflexión frente a los nuevos retos donde la ciencia, la técnica, tengan también una faceta humana en la economía del saber. 

Quisiera concluir, haciendo referencia en esta celebración, al IV Centenario del Quijote que se avecina, y pensando que la Universidad tiene algo de quijotesco cuando este personaje dice:

Don Quijote soy, y mi profesión, la de andante de caballería. Son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal. Huyo de la vida regalada, de la ambición y la hipocresía, y busco para mi propia gloria la senda más angosta y difícil. ¿Es eso, de tonto y mentecato?

Muchas Gracias
 
 
 
 
 
 

 

 
Página mantenida por la Oficina del Rector 
Última actualización: Febrero 2005 
Pÿgina principalOficina del rector