Universitat d'Alacant / Universidad de Alicante

 

Guía para formular una reclamación económico-administrativa 
 
Fuente: Ministerio de Administraciones Públicas

  • Notas:
  • ¿Qué actos son recurribles ante los Tribunales  Económico-Administrativos de ámbito estatal y cuáles no lo son?
  • No recurribles.
  • ¿Cómo formular la reclamación?
  • Importante 
  • ¿Cuándo se ha de presentar la reclamación?
  • ¿A quién se dirige la reclamación, para que sea resuelta?
  • ¿Dónde se debe presentar la reclamación?
  • Direcciones de los Tribunales Económico-Administrativos.
  • Y sobre una posible SUSPENSIÓN del acto: 
  • 1. EL ÓRGANO DE RECAUDACIÓN COMPETENTE (Caso ordinario).
  • 2. EL TRIBUNAL ECONÓMICO-ADMINISTRATIVO QUE ESTÁ TRAMITANDO SU RECLAMACIÓN (Caso excepcional)
  • Notas: 

    1) Real Decreto 391/1996, de 1 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento de Procedimiento en las Reclamaciones Económico-Administrativas. (Boletín Oficial del Estado de 23 de marzo). 

    2) La presente Guía tiene el carácter de mera información, sin que la misma vincule a los Tribunales ni a ningún otro órgano de la Administración Pública. 

    ¿Qué actos son recurribles ante los Tribunales Económico-Administrativos de ámbito estatal y cuáles no lo son?

    SON RECURRIBLES: 

    1. Actos de gestión, inspección y recaudación tributaria de la Administración del Estado y de las Entidades Públicas dependientes de la misma, como la Agencia Estatal de Administración Tributaria. 

    2. Actos de la Administración Tributaria de las Comunidades Autónomas referidos a los impuestos de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Sucesiones y Donaciones, Patrimonio, Tasas de juego y, en general, actos sobre cualquiera tributos cedidos por el Estado. 

    3. Actuaciones de retención y repercusión tributarias. 4.Otros actos sobre materias diferentes, como los de reconocimiento y pago de pensiones de Clases Pasivas del Estado o los de liquidación y pago por organismos del Ministerio de Economía y Hacienda, de obligaciones del Tesoro Público. 

    No son recurribles 

    1. Actos de la Administración Tributaria de las Comunidades Autónomas referidos a sus Tributos propios. 

    2. Actos de la Administración Local sobre Tributos locales (Aunque sí son recurribles determinados actos de la Administración del Estado relativos a los Tributos locales: el Impuesto sobre Bienes Inmuebles y el de Actividades Económicas). 

    ¿Cómo formular la reclamación? (O interponer una  Alzada)

     Mediante un sencillo escrito en el que no debe olvidar los siguientes datos: 

     1.Nombre y apellidos del recurrente. 

     2. N.I.F. 

    3. Domicilio para recibir notificaciones (El cambio de domicilio debe comunicarse, pues son válidas las notificaciones dirigidas al antiguo, si no consta el nuevo). 

    4.Teléfono de contacto. 

    5 .Nombre, apellidos, N.I.F. Y poderes del representante, en el caso de que no se comparezca en nombre propio. 

    6. Identificación clara y precisa del acto que se impugna y Organo que lo ha dictado, indicando el número de expediente en el que haya recaído dicho acto. Se debe acompañar fotocopia del mismo, salvo que sea imposible. 

    Importante: 

    El escrito no necesita más que la petición de que se tenga por interpuesta reclamación contra el acto que se impugna, pero Usted puede reducir considerablemente el tiempo de tramitación haciendo en este momento las alegaciones que estime oportunas y proponiendo las pruebas y aportando los documentos que desee, entendiéndose en tal caso que renuncia al trámite de puesta de manifiesto para alegaciones salvo que expresamente solicite que sí exista dicho trámite. 

    Si en vez de formular reclamación inicial, se trata de imponer una ALZADA ante el T.E.A.C. (Tribunal Económico-Administrativo Central) contra una resolución del T.E.A.R. O T.E.A.L. (Tribunal Económico-Administrativo Regional o Local) que no haya estimado totalmente su reclamación, su escrito indicará las mismas menciones que acabamos de decir salvo: 

    1. Si actuó mediante representante y ya presentó poderes al reclamar y no cambia ahora de apoderado, no es necesario que presente otra vez los poderes. 2.La identificación del acto se referirá a la resolución del T.E.A.R. Contra la que usted recurre en alzada. 

    3. Deben incluir las alegaciones y pruebas (En su caso). No puede hacerlas luego. 

    ¿Cuándo se ha de presentar la reclamación? 

     Necesariamente en el plazo de quince días. 

     Son días hábiles, por lo que no se computan domingos ni festivos. 

     El primer día del plazo es el día siguiente a aquél en que usted haya recibido la notificación de: 

     El acto contra el que reclama. 

     La resolución expresa del recurso de reposición por parte de la Administración, si decidió interponer dicho recurso previamente a la reclamación económico-administrativa. 

     Si Usted interpuso recurso de reposición y no ha obtenido respuesta, PUEDE formular reclamación económico-administrativa una vez transcurridos 30 días desde la interposición del recurso, aunque también puede optar por esperar la Resolución expresa. Cuente días hábiles. 

     Si Usted solicitó la rectificación de una autoliquidación sin que la Administración Tributaria le haya contestado, PUEDE formular reclamación económico-administrativa transcurridos tres meses desde la petición, si no opta por esperar la Resolución expresa. El cómputo en este caso es por meses completos, no por días. 

     NO OBSTANTE, tratándose de los Impuestos sobre Bienes Inmuebles y sobre Actividades Económicas hay reglas especiales sobre plazos y notificación. 

     El recurso de alzada ante el T.E.A.C. Contra la Resolución de un T.E.A.R. Que no estimó totalmente su reclamación se interpone en quince días hábiles desde el siguiente a la notificación de la resolución del T.E.A.R. 

    ¿A quién se dirige la reclamación, para que sea resuelta?

     Al Tribunal Económico-Administrativo Regional correspondiente (Caso más general) o al Tribunal Económico-Administrativo Central (Caso bastante menos frecuente). 

     Las reglas aplicables aparecen recogidas en el artículo 37 del Capítulo VIII y las Disposiciones Finales Segunda y Tercera de la Ley 1/1998, de 26 de febrero, de Derechos y Garantías de los Contribuyentes (B.O.E. De 27 de febrero de 1998). 

    ¿Dónde se debe presentar la reclamación? 

     Aunque puede hacerlo en cualquiera de las oficinas enumeradas en el artículo 68 del Reglamento de Procedimiento en las reclamaciones económico-administrativas (Real Decreto 391/1996, de 1 de marzo) es muy aconsejable la presentación: 

     En el Centro o Dependencia que hubiera dictado el acto administrativo impugnado, o bien, 

     En el Tribunal Económico-Administrativo que fuere competente para tramitar y decidir la reclamación. 

     En especial, si el T.E.A.R. Ya resolvió y no estimó su petición, o la estimó sólo en parte, y usted desea recurrir en alzada ante el T.E.A.C., El recurso de alzada deberá remitirlo al T.E.A.R. Que dictó la resolución que usted recurre, pudiendo presentarlo en el propio T.E.A.R. (Que es lo más aconsejable) o en cualquiera de las oficinas antes indicadas. 

    Direcciones de los Tribunales Económico-Administrativos 

    Y sobre una posible SUSPENSIÓN del acto: 

     Usted puede solicitar la SUSPENSIÓN de la ejecución del acto impugnado, mediante un escrito separado del de la reclamación, dirigido según los casos a: 

    1. EL ÓRGANO DE RECAUDACIÓN COMPETENTE (Caso ordinario) 

     Cuando se trate de actos que tengan por objeto una deuda tributaria o una cantidad líquida que deba ingresar. 

     En estos casos queda automáticamente suspendida la ejecución del acto impugnado siempre que a la solicitud de suspensión acompañe los documentos justificativos de la garantía suficientemente constituída y una copia de la reclamación económico-administrativa ya presentada. 

     La garantía a constituir ha de cubrir el importe de la deuda impugnada más el interés de demora que se origine por la suspensión. La garantía deberá ser alguna de las siguientes: 

    A. Depósito en dinero efectivo o en valores públicos en la Caja General de Depósitos o en sus sucursales. Se incluye el interés de demora correspondiente a un año.

    B. Aval o fianza de carácter solidario prestado por un banco, caja de ahorros, cooperativa de crédito o sociedad de garantía recíproca. 

    C .Fianza personal y solidaria prestada por dos contribuyentes de la localidad de reconocida solvencia (Sólo para deudas de reducida cuantía). 

     (En los casos b. Y c. Se indicará que cubre el interés de demora devengado durante el período que dure la suspensión). 

     Cuando se hubiese suspendido la ejecución del acto impugnado con ocasión del recurso de reposición previo a la reclamación económico-administrativa y la garantía extienda sus efectos a esta vía, la suspensión se mantendrá en la vía económico-administrativa, por lo que no necesita volver a pedirla. 

     La suspensión se mantendrá durante la sustanciación del procedimiento económico-administrativo en todas sus instancias. 

     Sepa también que si su reclamación resulta desestimada deberá satisfacer intereses de demora por todo el tiempo de la suspensión. 

    2. EL TRIBUNAL ECONÓMICO-ADMINISTRATIVO QUE ESTÁ TRAMITANDO  SU RECLAMACIÓN. (Caso excepcional). 

     Si la ejecución del acto que desee impugnar le ocasionaría perjuicios de imposible o difícil reparación, puede solicitar la suspensión en los casos siguientes: 

     Cuando se trate de actos que no tengan por objeto una deuda tributaria o una cantidad líquida que deba ingresar. 

     También cuando, tratándose de actos relativos a deuda tributaria o cantidad líquida a ingresar, no sea posible aportar garantía suficiente de las antes indicadas. 

     Tenga en cuenta que en estos casos la suspensión no opera automáticamente, sino que el Tribunal decidirá sobre la misma apreciando si se dan las circunstancias indicadas, y sin ulterior recurso en vía administrativa. Es una suspensión que el propio Reglamento califica como excepcional. 

     La solicitud se formulará en escrito separado de la reclamación. 

     Deberá ir acompañada inexcusablemente de: 

     Justificación documental de que resulta imposible aportar depósito, aval o fianza (Cuando se trate de actos relativos a deuda o cantidad líquida). 

     Justificación documental de existir un perjuicio de difícil o imposible reparación. 

     Identificación perfecta y detallada, e informe de valoración, de las garantías que se ofrezcan; o justificación documental de que resulta imposible ofrecer garantía alguna. 

    Página mantenida por: Oficina de Información al Alumnado 
    Última actualización: 29-09-2000 
    página principalenviar correo