Alicante, 20 de marzo de 2003

EL MUSEO DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE EXPONE ‘LIMBO’, DE NACHO BOLEA

La Sala Naias del Museo de la Universidad de Alicante (MUA) exhibirá del 21 de marzo al 10 de mayo de 2003 la muestra Limbo, del zaragozano Nacho Bolea. La exposición, que incluye collages y ensamblajes realizados entre los años 2000 y 2003, recoge las series 24 fragmentos del mal blanco, Los divagantes, Ad marginem (constituida por Maladies y Sueños) y nueve obras sueltas.

Los collages y ensamblajes de Nacho Bolea, un artista multidisciplinar que se ha dedicado a distintas ramas artísticas como la pintura o las instalaciones, presenta en el MUA algunas de sus series de collages y ensamblajes, construcciones armónicas creadas a partir de retazos de imágenes y diversos materiales que reflejan sus recuerdos de infancia, sitúan figuras difuminadas en paisajes periféricos, irreales, o elaboran escenarios de imágenes inconexas que desvelan un mundo azaroso, poblado de diferentes estímulos e impresiones incoherentes.   

Para Nacho Bolea el uso de materiales eclécticos es primordial en el desarrollo de su labor artística, y define su estudio como “un gran mecano en el que todo es posible”, un lugar donde combinar técnicas y texturas de objetos y materiales recogidos en sus habituales paseos como trozos de periódicos, fotografías, pedazos de cristal, plástico, cartón, muñecos, etc.

Desde el punto de vista técnico, para Bolea es fundamental “las estructuras repetitivas, cinéticas, donde la obra de arte se asemeja a una maquinaria”, con el fin de conseguir composiciones equilibradas que, según el autor, se han convertido “en las grandes olvidadas del arte contemporáneo”.  Pero la obra de Nacho Bolea intenta transmitir una visión profunda de la realidad. Como la vida, retazos de pensamientos, sueños e imágenes procedentes de la propia existencia y los medios de comunicación, el trabajo de este autor trata de ofrecer una nueva lectura de la posmodernidad, el rasgo definitorio de la sociedad contemporánea donde todo tiene cabida y casi nada sentido.  

BIOGRAFÍA
Nacho Bolea nació hace 36 años en Zaragoza. Desde muy pequeño sintió una necesidad de "crear" que se traducía en la invención de imaginativos juguetes. El conocimiento de la obra de distintos artistas, especialmente una exposición retrospectiva de Edward Munch, y la lectura de Una semana de bondad, de Max Ernst, le llevaron a trabajar de forma constante desde 1987.
Su interés inicial por el collage se deriva hacia un concepto más amplio, el de ensamblaje y técnica mixta. A finales de 1996 presenta su primera exposición individual en la galería Antonia Puyó, El Estado Radiante. Entre los años 1996 y 2000 realiza dos series distintas: Ad marginem: Femmes, Sueños y Maladies y 24 Fragmentos del Mal Blanco.

 

 
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo