Alicante, 29 de mayo de 2003

Problemas de vivienda o laborales afectan, sin embargo, a la salud de los inmigrantes.

 “LA INMIGRACIÓN  NO SUPONE UNA AMENAZA PARA LA  SALUD DE LOS PAÍSES
RECEPTORES”, SEGÚN EL SOCIÓLOGO DANIEL LA PARRA

El sociólogo de la Universidad de Alicante, Daniel La Parra, miembro del Observatorio de Políticas Públicas y Salud ha presentado un trabajo sobre Inmigración y Salud en el contexto del Seminario Impacto de las Políticas de Reforma en la Salud que se viene desarrollando durante estos días en el campus. El profesor, que ha estudiado el  fenómeno de la movilidad humana (lo que incluye las migraciones, pero también los intercambios de estudiantes, el turismo, los viajes de negocios,
etc...)  se ha planteado un conjunto de preguntas de gran interés relacionadas con la salud y la globlalidad.

“En los medios científicos y periodísticos ,comenta, aparecen investigaciones diversas sobre aspectos tales como la posibilidad de importar enfermedades, las situaciones de conflicto cultural en las relaciones médico-paciente, el tratamiento de enfermedades que son desconocidas en el ámbito europeo, los cambios en la demanda de servicios, la descripción de la situación del estado de salud de las poblaciones inmigrantes y sobre la crisis humanitaria que se produce en el paso de las fronteras y más concretamente en el paso del estrecho. 

Este listado de temas está configurando  lo que podría denominarse la actual agenda de investigación sobre el mal llamado"problema" migratorio.”

Es fácil deducir que la movilidad  de personas entre los países suponga un riesgo para la salud de los receptores, en concreto, cuando se liga el fenómeno migratorio a la importación de las enfermedades, es lógico que la lectura final de la información producida sea que la migración
supone una amenaza para la salud del país de acogida. 

Sin embargo, en la tesis de La Parra , el resultado difiere: “ En realidad el informe de la Organización Mundial de la Migración en el año 2002 sobre la inmigración a Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia y Canada muestra que sólo un 0,62% de los 75839 inmigrantes y refugiados
que fueron sometidos a análisis presentaron un problema de salud que supusiera la denegación del permiso de migración y en muchos casos, se debía a enfermedades no infecciosas. Del mismo modo, la expansión global del SARS (neumonía "asiática") fue responsabilidad principal de turistas
y personas en viaje de negocio, y no de inmigrantes. 

CHOQUE DE CULTURAS: ATENCIÓN  A LA DIVERSIDAD

La investigación sobre los problemas de comunicación cultural en la relación médico paciente puede llevar a la percepción de que el llamado choque de culturas del que hablara Huntington se está produciendo en la consultas del sistema de salud. En la realidad este factor cultural puede estar sobredimensionado, ya que las situaciones reales de conflicto provocadas por motivos culturales en la relación médico-paciente pueden ser muy reducidos. El gran desafío del sistema sanitario en este sentido en la atención de la diversidad, lo que significa adaptar el servicio a las individualidades, incluida la diversidad cultural.

Daniel La  Parra afirma que “Los estudios en los que se analiza la presencia de enfermedades tropicales corren el riesgo de desviar la atención de los principales motivos de fallecimiento de las personas inmigrantes  , que son enfermedades cerebrovasculares, cánceres y accidentes, es decir, las mismas que las del resto de la población.” 

Otra de las percepciones corrientes es la idea de que los inmigrantes están suponiendo una carga para el sistema nacional de salud, en la realidad las estimaciones económicas indican que por cada euro que los inmigrantes reciben de la seguridad social, ingresan 2,5 euros en concepto de cotizaciones a la seguridad social, cifra ésta que crecería si las personas sin papeles pudieran darse de alta en la seguridad social. El desafío del sistema sanitario no es por tanto de tipo fiscal,
sino que debe preocuparse por mejorar los recursos de aquellas áreas de salud en las que se concentra una mayor población inmigrante para conseguir una mayor calidad de atención y evitar también la situación de saturación y desbordamiento de los profesionales.

PROBLEMAS LABORALES O DE VIVIENDA, CAUSA DE ENFERMEDADES EN LOS
INMIGRANTES

En los estudios realizados se constata que los inmigrantes enferman en los países de acogida a causa de las malas condiciones socio laborales. Por tanto , para evitar prejuicio xenófobos, el investigador de la Universidad de Alicante ha propuesto en el seno del Seminario que se
centren las cuestiones de salud relacionadas con los inmigrantes en otro tipo de campos de investigación, como la salud laboral. Las malas condiciones de trabajo que por otro lado también afectan al conjunto de la población,  explicarían la alta prevalencia de complicaciones y
patologías  osteomusculares en inmigrantes). Como se puede observar en este campo se producen sinergias con los intereses de los trabajadores nacidos en el país.

Las condiciones de vida post-migratorias. Lo que incluye aspectos como la calidad de las viviendas de ciertos grupos de población inmigrante -sin agua, baño, cocina adecuada- y que es la causa de que se contraigan enfermedades infecciosas ya cuando están en nuestro país.

La importancia de la adquisición de derechos civiles, políticos y sociales para mejorar su estado de salud y el acceso a los servicios de salud. Se aconseja la  introducción de medidas dentro del sistema de salud para evitar que los servicios de salud continúen sin llegar a la población inmigrante. En este caso corresponde revisar las barreras administrativas existentes, desarrollar los diagnósticos comunitarios que incluyan la valoración de las necesidades de los grupos inmigrantes
y de minorías como los gitanos, el fomento de las actividades de enfermería comunitaria en los centros de salud, adquirir conciencia sobre las formas de inequidad padecidas por los inmigrantes, implementar medidas para la atención a la diversidad en los tratamientos médicos o alcanzar una mayor integración entre los servicios sociales y los sanitarios.
 

 
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo