Alicante, 16 de septiembre de 2003

DECLARACIÓN DE LA CONFERENCIA DE RECTORES DE LAS UNIVERSIDADES ESPAÑOLAS (CRUE)  SOBRE EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR
 
 

         La Asamblea General de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), reunida en Santander el día 12 de septiembre de 2003, ante el proceso de desarrollo del Espacio Europeo de Educación Superior y los proyectos de Reales Decretos de Grado y de Postgrado presentados a informe del Consejo de Coordinación Universitaria por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, ha acordado por unanimidad, tras la correspondiente votación, declarar lo siguiente:

1º.-La CRUE ha participado, contribuido y alentado muy activamente desde sus inicios los planteamientos y desarrollo del proceso de construcción de un Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). La Conferencia de Rectores ha organizando y participando en numerosos foros europeos -entre los que, por su relevancia, podemos destacar Bolonia, Salamanca, Praga y Graz- y aportado los criterios y documentos técnicos necesarios para llevar adelante un proceso de reforma que las Universidades consideramos de la mayor trascendencia para el futuro del sistema universitario español. El Espacio Europeo de Educación Superior representa una gran oportunidad para impulsar la calidad de las Universidades y, al mismo tiempo, un reto para nuestro sistema universitario.

2º.-La CRUE comparte inequívocamente, pues, la filosofía y los objetivos del EEES, tanto por el proceso de convergencia europea de los esquemas y estructuras de la educación universitaria -que favorecerá la transparencia, la legibilidad y la movilidad universitaria- como por lo que supone de renovación de la metodología y el enfoque del desarrollo de las enseñanzas, desplazando el énfasis hacia el aprendizaje y la perspectiva de los estudiantes.

3º.-La CRUE participa activamente en el proceso de debate de los proyectos de Reales Decretos de configuración del EEES presentados por el MECD, poniendo de manifiesto los acuerdos, puntos de discrepancia e incertidumbres suscitadas. Las cuestiones que se han planteado han tratado de contribuir a: garantizar que el nuevo diseño de las enseñanzas incluya una más clara definición de los objetivos que se persiguen así como el perfil profesional y  las competencias y destrezas a adquirir por los titulados; facilitar a las Universidades, en el marco de su autonomía, la organización de los nuevos estudios; y simplificar los procedimientos administrativos, fundamentalmente los relacionados con el reconocimiento y la implantación de titulaciones en el EEES y con la puesta en marcha de proyectos europeos conjuntos. Los puntos principales que la CRUE ha planteado se hallan recogidos en el documento anexo.

4º.-La CRUE entiende que la tramitación de los proyectos de Reales Decretos presentados por el MECD no cierra, sino que abre, un proceso de enorme trascendencia para el sistema universitario. Desde el curso académico 2003-04 ha de iniciarse la preparación y desarrollo de experiencias piloto que faciliten la puesta en marcha a partir del curso 2004-05 y hasta el año 2010, de manera paulatina y cuidadosa, de las nuevas enseñanzas. Las Universidades españolas necesitarán tiempo para adecuar sus estructuras, diseñar sus estrategias y evaluar sus necesidades humanas, materiales y financieras para garantizar el éxito de esta trascendental reforma y habrán de graduar a lo largo de los próximos años la toma de decisiones que precisarán de los oportunos debates y el adecuado acopio de experiencias e informaciones. En particular, el análisis de los aspectos académico de los títulos y de sus perfiles profesionales asociados facilitarán la toma de decisiones sobre directrices generales, troncalidad de los títulos y denominación y duración de los mismos, entre otras cuestiones. 

6º.-La CRUE pide y ofrece, simultáneamente, una participación activa en el desarrollo de todo este proceso y considera crucial la participación institucional de las Universidades en el diseño,  elaboración y desarrollo del catálogo de titulaciones y en el establecimiento de criterios y procedimientos de estrecha colaboración con el Consejo de Coordinación Universitaria. 

7º.-La CRUE considera imprescindible que se concreten las previsiones, y se adopten las oportunas medidas, para la financiación del proceso de convergencia europea, a las que se alude en el documento-marco ministerial de febrero de 2003, con el fin de garantizar el impulso institucional y la efectiva aplicación de la reforma. Asimismo, la CRUE considera  básica la implicación ilusionada y activa de toda la comunidad universitaria en este trascendental y complejo proceso de reforma educativa.  

 

 
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo