Alicante, 15 de septiembre de 2003

CURSO SOBRE LA SALVAGUARDA DEL PATRIMONIO ARQUITECTONICO. ANALISIS Y DIAGNOSTICO PREVIOS A LA INTERVENCION

La Universidad de Alicante, en su sede de Orihuela, comienza hoy lunes 15 de septiembre uno de los Cursos de Verano 2003 que se desarrollan en el Colegio Santo Domingo organizados por la Cátedra Arzobispo Loaces. Bajo el título "La salvaguarda del patrimonio arquitectónico. Análisis y diagnóstico previos a la intervención", el objetivo principal del curso es ofrecer una metodología para analizar el patrimonio arquitectónico, tanto desde sus aspectos histórico-culturales como tecnológico-constructivos. Como apunta Miguel Louis Cereceda, catedrático de Construcciones Arquitectónicas en el departamento del mismo nombre de la Universidad y coordinador del curso, el uso de metodología adecuada permite establecer un diagnóstico previo en los edificios, anterior al momento de la intervención. El curso, dirigido a alumnos, licenciados, diplomados y con especial interés para los profesionales, enseñará los métodos de análisis y diagnóstico previo mediante dos formas; a través del estudio de la evolución histórica de las construcciones de los edificios y, en segundo lugar, mediante la utilización de técnicas científicas para diagnosticar el estado de los edificios. Así, Miguel Louis Cereceda detalla que en esta segunda fase es común la práctica de la microscopía o los hidrómetros. Con los resultados obtenidos de las dos fases anteriores, los expertos en patrimonio arquitectónico elaboran un diagnóstico del edificio del que se desprenderá la metodología de intervención más adecuada.

 Durante el curso se van a estudiar las técnicas de intervención más adecuadas para cada caso particular.  Además, en la conferencia de apertura, que lleva por título "Actitudes frente al Patrimonio construido" y que correrá a cargo de Joan Calduch Cervera, se hará una reflexión sobre si conviene conservar los elementos arquitectónicos válidos de un edificio o si se deben eliminar. Cereceda ha explicado que, en relación a este tema, las opciones son diversas, y unos elementos se conservan mientras otros se deciden eliminar. Para el catedrático en Construcciones Arquitectónicas, <<a veces es imprescindible hacer una réplica del elemento arquitectónico y, pero otras no es la solución más válida>>. Sea como fuere, es imprescindible tener muy claro el tipo de proyecto, si es de conservación del inmueble o se trata de un proyecto de cambio de uso, que supone que el edificio sufra más. En la práctica, el estudio previo permite ahorrar esfuerzos y rentabilizar la obra.
 

 
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo