Alicante, 30 de septiembre de 2003

LA SALA AIFOS INAUGURA LA MUESTRA DE EDUARDO LASTRES ‘ESPACIOS PARA
INTERPRETAR: UNIVERSIDAD DE ALICANTE’

La Sala Aifos (Edificio C de Filosofía y Letras), perteneciente al Vicerrectorado de Extensión Universitaria de la Universidad de Alicante, inaugura mañana, día 1 de octubre de 2003, a las 19.00 horas, la exposición fotográfica Espacios para interpretar: Universidad de Alicante, del artista alicantino Eduardo Lastres. La muestra incluye una selección de 23 imágenes del Campus de San Vicente del Raspeig, pertenecientes al Patrimonio Artístico de la UA.

La torre de control, el Aulario III, la Biblioteca General, ventanales de diversos edificios, estructuras de hierro, el hall del Aulario I, son algunos de los lugares que aparecen en las imágenes captadas por la mirada de Eduardo Lastres. Rincones del campus que han sido tratados digitalmente, y transformados en espacios abstractos, sugerentes e irreales, que conforman una visión personal y única de la Universidad alicantina.

Según la coordinadora de la muestra, María Marco, la interpretación que Eduardo Lastres hace de la arquitectura de la Universidad de Alicante está relacionada con su trabajo de pintor, ya que cada una de las imágenes posee un contenido plástico que la caracteriza. “Se trata, afirma Marco, de hacer una pintura desde la fotografía. En realidad, asistimos a un engaño visual, a un trampantojo que se expresa por un dominio del color que es utilizado libremente pero con medida”.

La mirada expresionista en la fotografía de Eduardo Lastres acentúa el protagonismo del color, que dota de dureza a la representación por su potencia cromática. La pincelada gestual otorga un intenso simbolismo a la atmósfera circundante que, en ocasiones, se asemeja a la estética del

cómic. “Es una estética sucia, dramática, que se exhibe en obras como la antigua torre de control (actualmente sede de la Sociedad de Relaciones Internacionales) o el tercer edificio de Filosofía y Letras. Lo curioso de estas fotografías, continúa Marco, es que nunca olvidan los aspectos naturales. Un ejemplo son las ramas en ciertas esquinas, que recuerdan retratos románticos de árboles en contraste con cielos sombríos”. 

 
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo