Alicante, 23 de diciembre de 2003

EL CONSEJO DE GOBIERNO DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE APRUEBA  LA
PARTICIPACIÓN INSTITUCIONAL EN EL PARQUE CIENTÍFICO

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Alicante, tras un intenso debate, ha acordado
participar en la creación del Parque Científico auspiciado por la institución, pero ha dejado para el
próximo mes de enero la reflexión sobre la aprobación de los Estatutos del Consorcio para la
creación y el desarrollo de este emblemático proyecto.

Tras el tradicional informe del Rector, Salvador Ordóñez , en el que entre otros temas abordó la
permuta del edificio de Correos por la donación de 15.000 metros cuadrados de terreno en el área
de expansión del Campus, asunto que cristalizará el próximo viernes, 26 de diciembre, fecha para
tomar una decisión al respecto, los miembros del Consejo aprobaron la modificación de plantilla,
con la contratación de nuevos profesores y seguidamente entraron a estudiar el asunto planteado
por el Vicerrectorado de Investigación sobre la participación de la UA en el proyecto de parque
científico.

En el punto 4.2 sobre la aprobación de los Estatutos “el intenso debate”, según explicó el vicerrector
portavoz, Roque Moreno, tomó todo el tiempo destinado a la reunión, por lo que sin lograr el
consenso se decidió dejar el tema sobre la mesa para retomarlo en los primeros días del próximo
mes de enero, fecha en que el resto de los miembros del Consorcio también deberán aprobar los
Estatutos.

De las tres fórmulas en que se basa la creación de una iniciativa como la de construir un parque
científico, la Universidad de Alicante ha adoptado la segunda; es decir, crear una empresa e invitar a
las administraciones locales y al sector privado para participar en un proyecto conjunto. En esta
línea el parque tiene carácter jurídico independiente y la Universidad deja de ser la única fuente de
financiación para su puesta en marcha. Por supuesto, también debe ceder parte del control del
proceso.

Las otras dos fórmulas serían las siguientes: la Universidad crea un parque científico en terrenos de
su propiedad y busca financiación para iniciar su desarrollo, evidentemente tiene todo el control,
pero se responsabiliza de todos los riesgos. Este era el modelo del anterior proyecto denominado
Medpark y por el que el actual equipo no ha apostado. La tercera de las vías es una operación
cooperativa entre las agencias de desarrollo y las administraciones y universidad, a instancias de
los primeros, en este caso la universidad pierde totalmente la iniciativa y queda relegada a un papel
secundario, por lo que se ha desechado.

UNA UNIVERSIDAD PIONERA

Hace varios años la Universidad de Alicante aparecía como pionera en la creación de un proyecto de
parque empresarial en los terrenos cercanos al campus. Idea impulsada por el Rector Martín Mateo
y seguida por el Rector Pedreño, como una iniciativa exclusivamente de la UA, pensada como un
instrumento para propiciar las relaciones de la Universidad con las empresas y contribuir al
desarrollo del entorno, pero en la actualidad ha evolucionado necesariamente hacia  una alternativa
mucho más abierta a la sociedad y mucho mas participativa.

Ha sido el rector Salvador Ordóñez quien en su programa electoral planteó como uno de los
objetivos para el impulso de la investigación aplicada y para propiciar la transferencia de tecnología
la promoción de un parque científico cuya filosofía, resumida, es la de concebir un espacio de

excelencia e innovación que incentive las relaciones empresa-universidad, la investigación aplicada,
dinamizador de la transferencia de tecnología y de la competitividad del sistema económico.


Un parque científico que desarrolle la creación de empleos cualificados y  proyectos empresariales
competitivos  y una faceta muy importante, la posibilidad de contribuir decisivamente a la
financiación de la Universidad y hacerla más competitiva.

Los parques científicos en colaboración con las universidades permiten utilizar la capacidad
científica y técnica de las mismas como vector de nuevas actividades económicas, conseguir
financiación para sus grupos de investigación, así como atraer a algunos centros de I+D de otras
que por su tamaño no pueden disponer de los suyos propios.

LOS ESTATUTOS DEBERÁN ESTAR APROBADOS EN ENERO

Los Estatutos del Consorcio, presentados hoy para su aprobación en pleno del Consejo de
Gobierno, se basan en dos premisas, crear una entidad de derecho público cuya función es ejercer
de manera conjunta y coordinada con otras administraciones y entidades sin ánimo de lucro las
distintas competencias para impulsar el parque científico. A su vez su carácter abierto, dejando vía
libre para la incorporación de otras entidades sin fijar una cuota de participación para las entidades
consorciadas, ya que se propondrá una cuota en función de proyectos. De momento los miembros
del Consorcio, que a su vez debaten el contenido de estos Estatutos, son el Ayuntamiento de
Alicante, las Consellerías de Educación, Industria y  Transportes, Ayuntamiento de San Vicente,
Diputación Provincial de Alicante, Consejo Social, Fundeun, Bancaja, CAM, Cámara de Comercio y
Coepa. Será en el próximo mes de enero cuando cada entidad consorciada apruebe los estatutos
para iniciar la andadura del Consorcio del Parque Científico de Alicante.
 
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo