Alicante, 5 de febrero de 2003

Profesores y becarios constitucionalistas de la UA, contra la guerra de Irak

Un grupo de profesores y becarios constitucionalistas de la Universidad de Alicante han emitido un comunicado público sobre la guerra contra Iraq en el que manifiestan "su más rotundo rechazo a la política belicista del Gobierno de España" y hacen un llamamiento a mostrar repulsa "ante el quebranto que para la paz supone esta guerra programada".

Este comunicado expresa lo siguiente:

Las manifestaciones sistemáticas del Gobierno español en el sentido de sumarse a la determinación del Gobierno de los EE UU de llevar la guerra al territorio de Irak, en una acción que puede convertirse en una masacre contra ese pueblo, plantea entre otras interrogantes cual debe ser una respuesta cívica consecuente con el hecho de que la guerra está específicamente abolida en el vigente Derecho Internacional como medio de resolver conflictos y que tan sólo la acción defensiva puede estar justificada siempre que medie agresión.

Como constitucionalistas, cuya misión consiste en enseñar a nuestros alumnos el cuadro de valores y principios en que reposan las reglas de convivencia, la divergencia entre lo que enseñamos y lo que ocurre en la realidad nos lleva a tener que pronunciarnos de modo inequívoco en contra de acciones bélicas como la denunciada que están destruyendo la legalidad internacional y amenazan seriamente con destruir también la propia consistencia constitucional. Hemos de recordar que el Preámbulo de la Constitución española de 1978 declara como objetivo de la Nación el “fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz cooperación entre todos los pueblos de la tierra”, y que, el art. 63, establece que “corresponde al Rey, previa autorización de las Cortes Generales, declarar la guerra y hacer la paz.”

Cuando la opinión pública española y europea se está manifestando masiva y mayoritariamente en contra de una intervención armada en Irak, un mínimo de respeto democrático debería bastar para hacer recapacitar a quienes, como el actual gobierno, buscan simplemente un alineamiento con los EE UU sin tener en cuenta la voluntad de la ciudadanía, la conveniencia de mantener en materia de política exterior un consenso básico de la sociedad española, o las consecuencias negativas que pudieran plantearse en el futuro para España. Por otro lado, la aceptación sin condiciones de las pautas bélicas dictadas por el Gobierno de los EE UU está deteriorando seriamente las posibilidades de una política común de la Unión Europea que pueda convertir a ésta en un factor de paz y de estabilidad internacionales.

Por todo ello, expresamos nuestro más rotundo rechazo a la política belicista del Gobierno de España.

Llamamos a las autoridades y juristas del mundo del derecho a manifestar su repulsa ante el quebranto que para la paz supone esta guerra programada.

El comunicado está suscrito por José Asensi Sabater, Javier García Fernández, Manuel Alcaraz Ramos, Mª del Mar Esquembre Valdés, José F. Chofre Sirvent, Mª Angeles Moraga García, Concepción Collado Mateo, Justo Gil Sánchez, Lourdes Sabater Amat, Juan Antonio Román Miralles y Francisco Ruiz Marco, y las becarias Elena Alvites Alvites y Nilda Garay Montañez.
 

 
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo