Alicante, 25 de febrero de 2005

LOS SINDICATOS DENUNCIAN RIESGO MEDIOAMBIENTAL EN EL CAMPUS POR LA CEMENTERA

Las secciones sindicales de la UA han emitido un comunicado conjunto en el que manifiestan su preocupación por la posibilidad de que la población universitaria esté sometida a un riesgo medioambiental a causa de la incineración de residuos y la actividad de las fábricas de cemento próximas al campus.

Este comunicado ha sido hecho público esta mañana en el transcurso de una sesión informativa convocada conjuntamente en la UA por los delegados de prevención de UGT, CCOO, CGT Y STEPV. En él se destaca en particular la proximidad a las fábricas de los terrenos de ampliación del campus y ubicación del parque científico, así como del nuevo edificio de la Facultad de Educación. Los sindicatos reclaman de la administración universitaria que debe evaluar y eliminar o controlar los riesgos ambientales y definir e implantar las alternativas posibles para corregir la situación.

El texto íntegro conjunto de las secciones sindicales de UGT, CC.OO, CGT y STEPV es el siguiente:

Comunicado


Los delegados de prevención de las secciones sindicales de la UA hemos planteado esta sesión informativa sobre la incineración de residuos en la fábrica de cementos del municipio de Alicante en el cumplimiento de nuestras funciones. Nos hemos basado en los artículos 18.1 y 41.2 de la Ley de Prevención de riesgos laborales, en los que se dice que los trabajadores tienen derecho a recibir toda la información necesaria sobre los riesgos de su puesto de trabajo, sobre las medidas de protección y prevención aplicables y sobre los planes de emergencia.

Consideramos que la población universitaria puede estar sometida a un riesgo medioambiental externo por los contaminantes que se detectan en el aire. El motivo de nuestra preocupación deriva del conocimiento y seguimiento que desde hace unos años venimos realizando sobre la actividad de dos fábricas de cemento próximas al campus universitario. Las dos empresas pertenecen a la multinacional CEMEX. La que incinera residuos está ubicada en el municipio de Alicante.

Dichas fábricas están registradas en el registro EPER, como determina la Ley 16/2002 de Prevención y Control Integrado de la contaminación. Este registro dispone de una página web en la que cada ciudadano de la Unión Europea puede consultar qué tipo y cantidad de contaminantes emite cada una de ellas, siempre basándose en los datos ofrecidos por las mismas empresas.

De los datos declarados por las mismas empresas, en 2001 se emitieron 837 millones de kilos de dióxido de carbono, 2,8 millones de kilos de óxidos de nitrógeno, 2,52 millones de kilos de óxidos de azufre, 348.000 kilos de partículas de tamaño inferior a las 10 micras (PM10). Y todo ello sin contar otros contaminantes, como metales pesados, hidrocarburos aromáticos y policíclicos o cloro y sus componentes.

Por tanto, debemos reconocer que se emiten contaminantes desde dos focos cercanos al campus y que la actividad que propia de la UA, no provocaría la posible contaminación que puede detectarse en el recinto de trabajo.

En consecuencia, la responsabilidad de que exista un riesgo medioambiental en el entorno de trabajo de la UA no puede recaer en la administración universitaria. Sin embargo, dicha administración si debe identificar, evaluar y eliminar o controlar los riesgos ambientales y definir e implantar las alternativas posibles para corregir el riesgo medioambiental por posible mala calidad del aire.

En este sentido, los delegados de prevención hemos solicitado estudios sobre la calidad del aire al equipo de gobierno anterior. Se solicitó que se investigara en el campus y se hizo especial énfasis en los terrenos en los que en el futuro estará ubicado el parque científico y la facultad de educación, por cercanía al foco de contaminación.

La solicitud a la administración universitaria además de tener en cuenta el derecho de todos los trabajadores a la información se basó en una serie de circunstancias:

- El proyecto de parque científico y construcción de la facultad de educación, que supone un acercamiento de edificios a los dos focos contaminantes. En este sentido, presentamos una solicitud en el Comité de Seguridad y Salud (CSS), basándonos en el Art.39 sobre las competencias del CSS: “Debatir antes de su puesta en práctica y en lo referente a su incidencia en la prevención de riesgos, los proyectos en materia de planificación, organización del trabajo e introducción de nuevas tecnologías”.
- Una demanda de más información de un grupo de profesores a los que se les había comunicado el traslado de la futura Facultad de Educación.
- Pretensión de la empresa CEMEX de Alicante de secar e incinerar 57.000 toneladas de lodos anuales, además de las harinas cárnicas y los neumáticos que ya está quemando, sin que conste un control público y una información continua del posible aumento de emisiones que esto supone actualmente y puede suponer con la incineración de lodos.
- La inexistencia de estudios epidemiológicos o de vigilancia de la salud en la población del entorno que demuestren la inocuidad de la actividad de producción de cemento (molesta en grado 3-4, nociva en grado 3-4, insalubre en grado 3-4, peligrosa en grado 1-4) y de la incineración de residuos (pendiente de autorización ambiental integrada y evaluación de impacto).


Los representantes de los trabajadores, solicitamos al equipo de gobierno de la UA, que antes de acometer las obras del parque científico y de trasladar trabajadores a la facultad de educación:

• Que aporte información continua a toda la comunidad universitaria y a la población del entorno sobre la calidad del aire que respiramos.
• Que continue realizando, ampliando y otorgándo un carácter interdisciplinar al estudio de inmisiones llevado a cabo por el anterior vicerrector de investigación.
• Que ponga en marcha la realización de un estudio epidemiológico y de vigilancia de la salud de la población universitaria, ya que, consideramos que los reconocimientos médicos no proporcionan información suficiente para detectar los posibles efectos en la salud que supondría la presencia de un riesgo medioambiental.
• Que la administración universitaria exija a las administraciones competentes la aplicación efectiva de los controles y comisiones de seguimiento de la doble actividad (producción e incineración) de la empresa. CEMEX. En este sentido, queremos proponer a la administración universitaria que solicite al Ayuntamiento de Alicante:
-- La exposición al público del informe del Ayuntamiento de Alicante sobre la compatibilidad urbanística del proyecto de CEMEX con el planeamiento urbanístico de la zona.
-- Que pida explicaciones de por qué no se ha exigido a CEMEX la Declaración de interés comunitario, de acuerdo con la Ley 4/1992 de suelo no urbanizable.


Por ello, lamentamos que los responsables de la administración universitaria no presentaran alegaciones al proyecto de incineración de lodos de depuradora presentado por CEMEX para la fábrica de Alicante, Perdiendo así la oportunidad de ser un interlocutor ante otras administraciones y de escuchar las peticiones de los representantes de los trabajadores.

Esperamos que los responsables universitarios apliquen el principio de precaución en la toma de decisiones sobre los riesgos a los que puede estar sometida la comunidad universitaria, ante la falta de evidencia científica de la inocuidad sobre la salud y el medioambiente del proceso de incineración de residuos unido a la actividad de producción de cemento.


Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo