Alicante, 22 de marzo de 2005

EL CONSEJO DE GOBIERNO DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE ACATA LA SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, PERO CONSIDERA DESEABLE QUE SE PULSARA LA OPINIÓN DEL CONSEJO SOCIAL

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Alicante ha apoyado la tesis del Consejo de Dirección del campus, presidido por el rector, Ignacio Jiménez Raneda, en referencia a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por el Grupo Parlamentario Socialista del Congreso contra la Ley de la Generalitat Valenciana 2/1996 por la que se creó la Universidad Miguel Hernández de Elche.

El rector ha hecho un informe pormenorizado en la sesión ordinaria celebrada esta mañana en la sala de juntas, explicando el contenido de la sentencia del Tribunal Constitucional y manifestando que si bien acatan el resultado, opinan que la segregación de estudios y centros, que llevó emparejada la creación de la nueva universidad, fue un error y que hubiera sido deseable el trámite de audiencia al Consejo Social, siguiendo el espíritu de la ley vigente entonces, la LRU.

Asimismo, Jiménez Raneda ha dejado constancia de que en ningún momento la Universidad de Alicante se opuso a la creación de la Universidad Miguel Hernández” a la que deseamos, una vez más, ha dicho, su pleno desarrollo y con la que queremos mantener la más estrecha colaboración. Por tanto, el Consejo de Gobierno de la Universidad de Alicante, como institución pública, acata cualquier resolución de un Órgano Judicial. Aunque, como recordó el rector, “Nuestra universidad manifestó en su momento su total desacuerdo con el hecho de que la Ley de Creación de la Universidad Miguel Hernández se viera unida a la segregación de la Facultad de Medicina, la Diplomatura de Estadística y el Instituto Universitario de Neurociencias, pertenecientes a la Universidad de Alicante.”

La UA no ha cambiado su posición y sigue considerando que la supresión de las citadas titulaciones y centros afectaba a la autonomía de la universidad, al no contar con la audiencia de la UA como establecía el artículo 9.2 de la LRU.

En la sesión se ha recordado, que en su sentencia, el TC afirma expresamente que “la omisión del trámite de audiencia no constituye el óptimo constitucional deseable” y que “el principio de colaboración y lealtad institucional entre organizaciones jurídico-públicas hubiera aconsejado que en la tramitación administrativa del anteproyecto de la C.V se hubiese ofrecido la audiencia (a la UA)”. Aunque, todo ello, para los magistrados del Tribunal Constitucional, “no es suficiente como para determinar la inconstitucionalidad de la ley impugnada”.

INSTITUTO INTERUNIVERSITARIO DE LENGUAS MODERNAS APLICADAS

En otro orden de cosas, el Consejo de Gobierno ha conocido la publicación en el DOGV del pasado 15 de marzo de la puesta en marcha del Instituto Interuniversitario de Lenguas Modernas Aplicadas, que compartirá nuestra universidad con la Jaume I de Castellón. De momento se ha nombrado director comisionado al catedrático de Filología Inglesa Enrique Alcaraz. Este instituto fue aprobado por el Consejo Valenciano de Universidades en el año 2004.

El portavoz del Consejo de Gobierno, Roque Moreno, explicó también que se ha acordado la fecha del solemne acto de apertura del curso académico 2005/06 que tendrá lugar el día 30 de septiembre y la lección magistral será leída por el catedrático de la Facultad de Derecho Agustín Bermudez Aznar.

Por último se ha nombrado director de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes al catedrático de Historia Antigua Manuel Abascal y subdirector al profesor de informática Rafael Carrasco.



Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo