LOS DECANOS DE FILOSOFÍA Y LETRAS REIVINDICAR SU PAPEL INVESTIGADOR

Más de sesenta representantes de las facultades de letras del país se han reunido durante dos días en la Conferencia de Decanos de Filosofía y Letras para abordar la situación de su profesión y de las titulaciones que imparten, así como reivindicar el derecho a la investigación en la rama de humanidades con el mismo rigor y apoyo económico que el resto de las disciplinas.

Jose Luis Cifuentes, Decano de la Facultad en la Universidad de Alicante, ha sido el anfitrión en este encuentro que se ha desarrollado los días 24 y 25 de abril y del que ha surgido el siguiente informe.

En relación con la formación del profesorado de secundaria que establece la LOE, queremos dejar constancia de lo siguiente:

1. Esta formación no debería reproducir la estructura del actual CAP, una fórmula cuya falta de eficacia se ha comprobado.

2. La obligatoriedad y libre acceso a esta formación conllevará graves problemas respecto a los medios humanos y materiales necesarios para su impartición, por lo que habría que buscar fórmulas que regularan el acceso a ella, como podría ser su realización una vez superadas las pruebas de ingreso a la función docente, u otras fórmulas legales que se consideraran oportunas.

3. La exigencia de tal formación de postgrado obligatoria para acceder a la enseñanza secundaria ignora la capacidad de nuestras facultades para formar profesionales. Sin embargo, y dado que viene contemplada por ley y cualquiera que sea su formulación definitiva, exigimos nuestra participación activa en su diseño y nuestra intervención en la docencia de estas enseñanzas.

4. Estimamos necesario e imprescindible para la buena formación de nuestros alumnos y el buen cumplimiento de los objetivos marcados, que el alumno graduado que desee acceder a esta formación de postgrado y no provenga de una titulación en Artes y Humanidades específica de las materias impartidas en la enseñanza secundaria, deba realizar 60 créditos de cursos de nivelación en materias específicas.

5. En cuanto a la estructura de un posible máster de formación del profesorado de educación secundaria, entendemos que dicho máster general debería tener un diseño articulado sobre los siguientes aspectos: a) formación general: 20 créditos (módulo sociolegislativo 5 créditos, módulo psicopedagógico 15 créditos), b) materias propias de la especialidad: 25 créditos, prácticum: 15 créditos.

B) En relación al documento de “Directrices para la elaboración de títulos universitarios de Grado y Máster” emitido por el Ministerio de Educación y Ciencia, queremos dejar constancia de lo siguiente:

1. Apoyamos decididamente el punto 5 del informe del 16 de abril sobre dicho documento emitido por la CRUE, en el que se señala: “la propuesta de organización por grandes Ramas del conocimiento, unida al sistema de denominación de los títulos, puede conducir a situaciones confusas, no reconocibles por la sociedad y difícilmente identificables con los títulos de otros países. Por otro lado, puede afectar negativamente a la movilidad y a las posibilidades de implantación de titulaciones dobles o conjuntas. Asimismo, debería determinarse la denominación que corresponde a los titulados de Grado. En caso de mantenerse la propuesta organizativa por Ramas, reiteramos lo ya señalado (…), en el sentido de estimar que la reducción a tan sólo cinco Ramas del conocimiento puede ser excesivamente restrictiva y que debiera ampliarse el número de Ramas a fin de evitar equívocos e innecesarias reiteraciones”. Por todo ello, pedimos que figure en el título la formación específica elegida.

2. Consideramos necesario que las materias Lengua e Idioma Moderno estén presentes en las 5 ramas del saber.

3. Solicitamos que en la rama de Ciencias Sociales y Jurídicas se incorpore la materia de Geografía.

4. Solicitamos que en la rama de Arquitectura e Ingeniería se incorporen las materias de Geografía y Arte.

5. Apoyamos las propuestas presentadas por las Facultades de Filosofía, así como las que pudieran elaborarse en otras reuniones sectoriales de las distintas ramas de Filosofía y Letras.

C) En relación a los aspectos señalados en el Libro Blanco de la Investigación en Humanidades, queremos dejar constancia de lo siguiente:

1. Nos oponemos a la imposición de un paradigma científico que no es el de Humanidades.

2. Reivindicamos que la investigación en Humanidades tiene un papel fundamental en el desarrollo de la persona y la sociedad presente y futura.

3. Es necesaria una reformulación completa de la política de investigación, en el sentido de poder dotarle de más recursos y potenciar ésta reconociendo su especificad y valorándola de un modo autónomo respecto de otros campos de conocimiento.

4. Es imprescindible reconsiderar el criterio de internacionalización en relación con determinados ámbitos de investigación.

5. Se necesita un reconocimiento explícito de los diferentes aspectos de la investigación en el ámbito de las Humanidades.



 



Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo