Alicante, 10 de abril de 2008

CREADORES DE EMPRESAS DE BASE TECNOLÓGICA PREFIEREN CONTRATAR A INVESTIGADORES JÓVENES Y EMPRENDEDORES

La primera mesa redonda de las jornadas “De la investigación a la innovación” ha evidenciado que los responsables de las empresas de base tecnológica buscan en sus equipos a jóvenes investigadores, pragmáticos, emprendedores y resolutivos. Este denominador común se ha visto reflejado en tres distintas experiencias, donde los empresarios han coincidido en señalar la necesidad aplicar una base más mercantil a las investigaciones en las spin-off para conseguir éxito comercial.

La Unidad de Innovación de la Universidad de Alicante ha abierto con la visión de tres empresarios y del director general del Parque Científico de la Universitat de Girona Pere Condom unas jornadas con las que se quiere impulsar la creación de este tipo de empresas. El responsable del parque ha apostado por una reestructuración interna en las universidades para convertirse en verdaderos agentes empresariales y ha apuntado como futura línea de trabajo la adaptación de los planes docentes a asignatura que incluyan la redacción de planes de negocio. Pere Condom ha aconsejado a los alumnos y profesores asistentes que realice un buen plan de gestión y que “no troceen demasiado la participación de la empresa”.

Especialmente clarificador ha sido el caso de Daniel Ramón. Este premio Nacional de Investigación 2007 Juan de la Cierva en el área de Transferencia de Tecnología forma parte de la empresa Biópolis, spin-off del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de dos empresas privadas dedicada a los mercados agroalimentario y farmacéutico. Ramón ha hecho hincapié en la incompatibilidad de las investigaciones para la empresa y para los organismos públicos, porque son dos estructuras muy distintas.

Biópolis espera facturar  dos millones de euros este año y cuenta con 26 empleados. Como director científico de la empresa, defiende la selección de personal joven – y no necesariamente doctorados- y capaz de trabajar en equipo. Su experiencia fue la de elegir entre la investigación en el CSIC y una dedicación exclusiva a la empresa, la segunda le ha valido reconocimiento y la próxima entrada en el capital de la misma.

Javier Castaño responsable de la empresa Agnitio, procede del mundo empresarial. Un profesor investigador le dio a conocer los resultados de una investigación sobre el reconocimiento de voz. En 2004, nace la empresa que hoy factura un millón y medio de euros y que se nutre de investigaciones de la Politécnica de Madrid y hace poco, también de otros grupos de investigación.

La experiencia de Francisco Palau es la de un joven investigador que posteriormente se ha formado en técnicas de mercado. IActive Intelligent Solutions nació hace un año y medio como proyecto emprendedor de cinco investigadores de la Universidad de Granada. Palau ha apostado porque las investigaciones “se podría decir que deben partir ya con la idea de que se pueda vender”. Su empresa nació con capital público, pero ahora ya van a entrar grupos de capital de riesgo.

La próxima mesa redonda se celebrará el jueves 17 de abril y entre otros asistentes, destaca la presencia de la responsable de Agrenvec Isabel Bronchalo, una empresa española dedicada a la biotecnología vegetal, que surgió en 2002 como una start-up del Departamento de Biotecnología del INIA (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria). La empresa está dedicada a la producción de proteínas de interés industrial y terapéutico en plantas. Su tecnología patentada se basa en la expresión transitoria mediante un vector viral derivado del TuMV (Turnip Mosaic Virus). Las principales ventajas de esta tecnología son: su absoluta seguridad respecto a la no-transmisión de enfermedades a seres humanos; es un sistema bioseguro para el medio ambiente; es rápido; es muy competitivo en costes y el cambio de escala es sencillo y económico: basta con cultivar más plantas, según datos del INIA.
También está prevista la asistencia de una las promotoras de Nanogap, empresa compostelana de joven creación. Nanogap es una spin off de la Universidad de Santiago de Compostela que está centrada principalmente en la investigación de nanopartículas metálicas, magnéticas y AQCs (clustres cuánticos atómicos). Esta última patente fue la que llevó a varios estudiantes y profesores de la universidad compostelana integrados en un grupo de investigación denominado Nanomag y dirigido por los catedráticos José Rivas Rey y Manuel Arturo López Quintela, a crear un negocio propio para aplicar sus investigaciones al ámbito industrial.

PROGRAMA
DÍA 17 DE ABRIL DE 2008
12:00 Primera parte
Antonio Hidalgo – Factores claves en la creación de EBTs. Director del Grupo de Investigación INNOPRO. Universidad Politécnica de Madrid.
12:15 Mesa redonda
Isabel Bronchalo Agrenvec, EBT Instituto Nacional de Investigación
y Tecnología Agraria y Alimentaria
Antonio Hidalgo Grupo de Investigación INNOPRO. U. Politécnica de Madrid
Tatiana López Nanogap, EBT de la Universidad de Santiago de Compostela
Javier Martí DAS Photonics, EBT de la Universidad Politécnica de Valencia
Lugar: Salón de Actos de la Politécnica I. Campus San Vicente
























Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo