Alicante, 15 de abril de 2008

TURISTAS CONVERTIDOS EN EMIGRANTES, TEMA DE LA TESIS DOCTORAL LEIDA EN LA UA

“Turistas que llegan para quedarse. Motivos para el traslado residencial en el Mediterráneo español” es el título de la tesis doctoral que ha defendido en la Universidad de Alicante la profesora de Sociología, Raquel Huete.

Durante cuatro años ha trabajado en esta investigación que es el resultado de un profundo interés por el estudio sociológico del turismos y de sus interrelaciones sociales.

La idea que la motivó a estudiar el fenómeno que hace emigrantes a los que vienen al Mediterráneo como turistas fue el constatar que muchos de ellos son propietarios de una vivienda y pasan temporadas prolongadas en nuestros municipios.

España representa el segundo destino turístico mundial con 58 millones de llegadas internacionales en el año 2006 y con 50 mil millones de dólatres de ingresos, según datos de la Organización Mundial del Turismo. Sin embargo, en su tesis asegura que a muchos de ellos no se les puede considerar turistas, porque no viven como tales, pero tampoco las autoridades los consideran inmigrantes.

Según la profesora Raquel Huete, de la Universidtad de Alicante, los jubilados europeos residentes en la provincia son, en la mayor parte de los casos, propietarios de viviendas que están empadronadas y que mantienen un flujo relativamente escaso de visitas a sus lugares de origen.

Los “turistas” vienen atraídos por la calidad de vida basada en el estito de vida idealizado conocido como “mediterráneo”, lo que supone el punto de partida de la investigación.

Aunque , a priori, se pueda pensar que el clima es la razón principal para que los europeos lleguen a Alicante, el trabajo de la nueva doctora prueba que las expectativas sobre la mejora en la calidad de vida son tan importantes como el sol y la playa, la salud y el paisaje.

Esta investigación empírica está basada en entrevistas a informadores conocedores del proceso de asentamiento de los europeos en la Costa Blanca y en una encuesta realizada a princicipios de 2005 sobre una muestra de 872 residentes extranjeros en una docena de municipios de la provincia: cuatro del litoral, (Torrevieja, Dénia, Benidorm y Santa Pola), otros cuatro de la segunda línea de costa, (Pedreguer, La Nucía, San Fulgencio y Rojales) y cuatro más del interior, (Castalla, Biar, Aspe y Fondó dels Frares).

La tesis forma parte de un progama de investigación más amplio dirigido por el profesor Tomás Mazón, especialista en investigaciones sobre flujos turísticos desde hace más de 20 años.

De las conclusiones de este estudio se han podido extraer datos reveladores para la configuración exacta del mapa de gustos, demandas y opiniones de este colectivo. Conocer estas demandas será valiosísimo para promotores turísticos e inmobiliarios, y por descontado para los políticos municipales. Se deduce que entre los europeos hay una percepción generalizada de que es necesario recuperar valores y costumbres perdidas a consecuencia del progreso. Se trata de valores como las actividades al aire libre, que socializan, la protección del medio ambiente, la recuperación de las tradiciones, los productos artesanales y la alimentación saludable. El turismo residencial, convertido en grupos de emigrantes en realidad, engloba, según explica Raquel Huete, a un colectivo de ciudadanos profundamente preocupados por conseguir mejores cuotas de calidad y bienestar de vida después de la jubilación.






















Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo