Alicante, 17 de abril de 2008

INNOVADORES RECLAMAN VENTAJAS FISCALES Y EL DESARROLLO DEL MARCO LEGAL PARA FOMENTAR LA CREACIÓN DE EMPRESAS DE BASE TECNOLÓGICA

Los promotores y responsables de empresas innovadoras han coincidido en señalar la necesidad de desarrollar en España la aplicación de incentivos a los emprendedores tecnológicos. El cierre de las jornadas “De la investigación a la innovación” organizado por la Unidad de Innovación ha servido para conocer la experiencia de investigadores en el campo de la nanotecnología y biotecnología. En el debate, se han apuntado interesante propuestas como es la aplicación de beneficios fiscales a investigadores- empresarios y la necesidad de desarrollar el marco legal para las empresas de base tecnológica dentro del ámbito académico marcado por la LOU.

Así, la responsable de "Agrenvec", empresa dedicada a la biotecnología vegetal Isabel Bronchalo, ha evidenciado que mientras las empresas de capital de riesgo tienen beneficios fiscales, los particulares, es decir, los investigadores, no las tienen. Este aspecto es relevante porque gran parte de las empresas de base tecnológica (EBTs) nacen con capital o avales de los propios investigadores.

Otra perspectiva la ha presentado Javier Martí, profesor de la Universidad Politécnica de Valencia y presidente del Comité Científico de la empresa DAS Photonics, spin-off del Centro de Tecnología Nanofotónica. Martí ha señalado las limitaciones actuales en la participación de un docente en proyectos empresariales innovadores y que, en estos momentos, están a falta de un decreto que regule las EBTs.

Estas propuestas han enriquecido un debate que ha abierto el director del Grupo de Investigación INNOPRO de la Universidad Politécnica de Madrid Antonio Hidalgo con una visión generalista sobre los factores claves en la creación de empresas de base tecnológica (EBTs). Hidalgo ha profundizado en la línea de flexibilizar al máximo el intercambio investigador y emprendedor en todos los ámbitos académicos: profesores, alumnos, becarios, personal administrativo y estudiantes.

Por su parte, Tatiana López, promotora de Nanogap - spin off de la Universidad de Santiago de Compostela que está centrada en nanopartículas metálicas, magnéticas y AQCs (clustres cuánticos atómicos)- ha animado a que los innovadores se valgan de los “acompañantes profesionales”, término con el que se denominan a los profesionales de otros sectores como gerentes, asesores fiscales, laborales, entre otros, y que han dado viabilidad a una empresa que se ha convertido en referente en su sector.

Un factor común apuntado por los innovadores es el valor añadido del equipo humano. Al igual que los ponentes de la primera jornada, todos han coincidido en destacar la necesidad de apelar a la resolución de los investigadores respecto a las demandas del mercado y de los propios clientes. “Es un ritmo distinto al de la Universidad”, ha indicado Tatiana López y hay que estar comprometido con el proyecto.






























Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo