Alicante, 8 de julio de 2008

INVESTIGADORES DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE DISEÑAN UN SISTEMA PARA HACER REHABILITACIÓN CON LA WII

Informática al servicio de la salud

El Grupo de Ingeniería Bioinspirada e Informática para la Salud (IBIS) ha desarrollado un programa informático que utiliza un mando de la consola Wii para realizar una serie de ejercicios de rehabilitación supervisados por un fisioterapeuta. Ingenieros en informática de la Universidad de Alicante han diseñado este sistema que ayuda a los pacientes a realizar correctamente los ejercicios de rehabilitación de los miembros superiores y, además, mejora la adhesión al tratamiento. El proyecto se presentará en el XXX Conferencia Anual Internacional de la Sociedad de IEEE de Ingeniería en Medicina y Biología a finales de agosto en Canadá.

El profesor del departamento de Tecnología Informática y Computación de la UA Daniel Ruiz ha explicado que el  “Sistema de mejora de la adhesión al tratamiento de rehabilitación de los miembros superiores” pretende ser una ayuda y un método sencillo para pautas de rehabilitación sencillas puesto que sólo se necesita un ordenador y un mando de consola adaptado. “Ya se han desarrollado técnicas en esta línea, nuestra aportación radica en la capacidad que tiene el programa para contabilizar sólo aquellos movimientos correctos”, indica Daniel Ruiz, “y con herramientas accesibles para cualquier usuario”.

Los investigadores del Grupo Ibis, adscrito al Instituto Universitario de Informática, Javier Martín, Antonio Soriano y Daniel Ruiz son los artífices de este sistema que permite supervisar la realización de los ejercicios de forma que, por un lado, el paciente sepa si está haciendo correctamente los ejercicios y, por otro lado, se almacena información sobre los ejercicios para que el fisioterapeuta pueda comprobar la adhesión al tratamiento, es decir, si el paciente realiza los ejercicios con la frecuencia indicada y con la fuerza necesaria. El médico tiene luego información de cómo el paciente ha realizado los ejercicios, con qué frecuencia y a qué horas (este dato a veces es importante para saber si el paciente tiene interés o no).

Siguiendo las indicaciones de un fisioterapeuta, los investigadores han introducido tres movimientos:
    1. Pronación y supinación del codo. Este ejercicio ayuda a mejorar la rotación de antebrazo proporcionada por el codo. El movimiento comienza de la posición supinación (la palma de la mano que afronta hacia arriba) y acaba en pronación (la palma que afronta hacia abajo).

    2. Extensión y flexión de codo. Este ejercicio se usa para restaurar la movilidad principal de codo alternando entre flexiones y extensiones del movimiento máximo que puede realizar el paciente. Este ejercicio comienza de la posición anatómica del codo (el brazo y el antebrazo doblado a 90 º). 

   3. Extensión y flexión del hombro. Es similar al anterior pero para el hombro. El movimiento comienza con el hombro extendido (del brazo por un lado) y termina con la flexión de hombro.
   
Daniel Ruiz ha insistido en que el objetivo de las investigaciones que el grupo realiza en informática médica no pasa por reemplazar a los médicos o especialistas sino por contribuir con la tecnología a mejorar la salud: “Nos referimos a casos como el del paciente que para hacer un ejercicio rutinario tendría que haberse desplazado hasta la clínica con los consiguientes inconvenientes. En cualquier caso, los controles deben ser rutinarios y realizados por un especialista”.

La investigación va dirigida a todas las personas que necesitan realizar ejercicios de fisioterapia. También puede ser utilizado por personas mayores como entrenamiento para la movilidad o por personas con enfermedades neurodegenerativas que necesiten hacer ejercicios mecánicos como los enfermos de Parkinson.

El Grupo IBIS surge como un grupo de investigación especializado en diferentes áreas dedicadas a la investigación básica y al desarrollo de aplicaciones biomédicas. Los componentes del grupo tienen una amplia experiencia y una presencia en la comunidad académica nacional e internacional importante. Las áreas de trabajo dentro del grupo están dirigidas principalmente hacia el denominado Diagnóstico Distribuido y Cuidado Sanitario en el Hogar (D2H2) y la Bioinstrumentación y Rehabilitación para el desarrollo de dispositivos biomédicos que permiten mejorar la calidad de vida de los pacientes. Además de los componentes del grupo, también participan activamente colaboradores externos como especialistas médicos y otros profesionales afines, formando un equipo de trabajo multidisciplinar que aborda tareas tanto de investigación básica como aplicada.
.










































.






















Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo