Grupo alumnos año 2007


Alicante, 15 de julio de 2008

ESPECIALISTAS DE LA UA EXCAVAN EN EL MÁS IMPORTANTE YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE CASTILLA – LA MANCHA

Libisosa http://www.libisosa.ua.es/ es considerado el más importante yacimiento arqueológico de toda Castilla – La Mancha. Situado en el municipio albaceteño de Lezuza, destaca por haberse inventariado en él -hasta la fecha - más de 120.000 piezas, la mayor parte de ellas en perfecto estado de conservación. Los responsables de la excavación son el equipo de investigación de la Universidad de Alicante, dirigido por José Uroz Sáez, catedrático de Historia Antigua en el departamento de Prehistoria, Arqueología e Historia Antigua. Uroz es director de la excavación de forma conjunta con el profesor de la UA y director del Museo Arqueológico de Elda, Antonio M. Poveda Navarro y con el becario de investigación del Ministerio de Educación y Ciencia, actual Ministerio de Ciencia e Innovación, Héctor Uroz Rodríguez. El catedrático de Historia Antigua calcula que la extensión de la población, que está compuesta por la superposición de tres ciudades de diferentes épocas (Ibérica, Romana y Medieval) puede ser de más de 20 hectáreas.

Las excavaciones de Libisosa forman parte del Plan de Excavaciones de la Dirección general de Patrimonio y Museos del Gobierno de Castilla – La Mancha y son financiadas por el Ayuntamiento de Lezuza y la Diputación de Albacete. El grupo de arqueólogos de la UA efectuó, previamente a la excavación del año 1996, una prospección de superficie, en el año 1992, para ver dónde estaban los restos y elegir el sector por donde comenzar.

Como destaca Uroz Sáez, la importancia arqueológica de Libisosa en el conjunto de la península ibérica radica en haber sido un enclave geográfico de vital importancia en tres épocas diferenciadas, que son la ibérica, la romana y la medieval. Las razones de su especial relevancia son su excelente ubicación geográfica y el hecho de ser un terreno con mucha agua, buenos pastos, que permite que haya una extensísima ganadería, bosques y cereales.

La excavación, cuyos inicios se remontan a la campaña del año 1996, dio como resultado del pasado año el descubrimiento de un edificio perteneciente a un jefe de la comunidad en época ibérica. En el interior de este se encontraron más de cuatrocientas herramientas y vasijas en perfecto uso, gracias al microclima que se creó al haberse caído las paredes del edificio, sepultando todo el material, por lo que las piezas metálicas no se deterioraron.

Tal y como declara Uroz Sáez <<se está creando riqueza patrimonial>>. Para ello, durante la campaña 2008 que está teniendo lugar estos cuatro meses de junio, julio, agosto y septiembre, los universitarios están excavando el área III, sector 18, que se encuentra situado por fuera de la línea de la muralla romana. Junto a este, también es objeto de la actual edición el sector 19, lugar donde se han encontrado los materiales de la época ibérica oretana más antiguos que allí tienen y que datan de los siglos V y IV antes de J.C., con hallazgos de cerámica hecha en Atenas. Otro descubrimiento importante es el hallazgo de la calle principal, llamada Documano máximo,  al lado del Foro y repleta de tabernas, que vienen a ser las tiendas de aquella época. En el interior de estas casas se han encontrado pinturas típicas pompeyanas.

Durante cuatro meses, trabajan en Libisosa cinco técnicos y veinte obreros financiados por el Sepecam de Castilla - La Mancha. Al llegar el mes de julio se suman a las excavaciones un grupo de estudiantes de arqueología de la UA, que normalmente asciende a la veintena, pero que este año es menor debido a la reciente implantación de exámenes durante este mes. Además, participan estudiantes de la Facultad de Restauración de Barcelona. Las funciones de los alumnos incluyen dibujar estructuras, hacer inventario de los materiales debiendo saber describirlos y catalogarlos, así como redactar un informe sobre lo que excavan y descubren. El objetivo, indica Uroz Sáez <<es que adquieran unos conocimientos prácticos sobre los teóricos recibidos durante la carrera>>.

El material excavado se guarda en dependencias municipales y en el Museo de Albacete. Para albergar toda esta extensa colección se va a abrir el Museo Monográfico de Lezuza que reunirá todo lo hallado en la excavación. Además, la finalidad de los investigadores pasa por la publicación de artículos, libros y la participación en congresos especializados en base a los materiales y estructuras descubiertas.

Entre las actividades de relaciones públicas y difusión de Libisosa, cada año se realizan dos jornadas de puertas abiertas que coinciden con las fiestas patronales del municipio de Lezuza y con el final de la excavación, en octubre o noviembre. Además, y como informa el catedrático de la UA, suelen venir estudiantes en período lectivo.

Participan, asimismo, en este proyecto el equipo de restauración de Miguel Louis Cereceda, el grupo de ADN de María José Bonete y el Servicio de Arqueometría de la UA que dirige Romualdo Seva Román.

Las excavaciones de Libisosa forman parte del Plan de Excavaciones de la Dirección general de Patrimonio y Museos del Gobierno de Castilla – La Mancha. Colaboran en el proyecto, junto a la Universidad de Alicante, la Diputación de Albacete, la Junta de Comunidades de Castilla –La Mancha, la obra social Cajasol, el Ayuntamiento de Lezuza, el SACAM y el Ministerio de Educación y Ciencia.



.






















Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo