Imagen del Picudo rojo

Alicante, 25 de septiembre de 2008

INVESTIGADORES DE LA UA CREAN UN POTENCIAL ESCUDO BIOLÓGICO CONTRA EL PICUDO ROJO

Primeros resultados esperanzadores para el control de la plaga

Las investigaciones sobre el picudo rojo empiezan a dar sus verdaderos frutos. La Universidad de Alicante acoge esta mañana la primera Jornada sobre Rhynchophorus ferrugineus -picudo rojo-, para dar a conocer los últimos ensayos y métodos con los que los científicos de la Comunidad Valenciana esperan dar respuestas definitivas y frenar a este insecto que ha asolado a los palmerales. El Instituto Multidisciplinar para el Estudio del Medio (IMEM) Ramón Margalef de la UA presentará a través de su investigadora Berenice Güerri los primeros resultados de un proyecto en el que han participado el IMPIVA, la Conselleria de Agricultura y el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentación (INIA).

El Laboratorio de Fitopatología dirigido por Luis Vicente López ha obtenido resultados positivos en sus ensayos con un producto formulado compuesto principalmente por un aislado del hongo Beauveria bassiana, una de las especies de hongos entomopatógenos más utilizadas como agente de control biológico. Las pruebas confirman que las palmeras tratadas con esta variante de la especie ven morir al 90% de sus invasores –picudo rojo- a los 14 días y al cien por cien, a los 24 días.

No obstante, el valor de la investigación está en el potencial del producto que tiene, a priori, un carácter preventivo. “Hemos demostrado que las palmeras tratadas con el hongo están protegidos frente al picudo durante casi 4 meses”, explica Berenice Güerri, “lo que implica una ventaja a tener en cuenta respecto a los productos químicos, cuya capacidad ronda los dos meses”.

El hongo actúa como un depredador que espera a su presa, el picudo, para infectarlo y acabar comiéndoselo desde el interior. Esta especie de hongo cuenta con apresarios, unos filamentos que degradan la cutícula del picudo y que le permiten introducirse en el insecto. Una vez dentro, desprende toxinas que acaban matando al gorgojo o picudo rojo.  La investigadora de la UA apunta: “Los resultados son esperanzadores; porque, aunque nos encontramos en la fase de ensayo en semicampo, se han ido corroborando las pruebas de laboratorio”.

Las pruebas del IMEM Ramón Margalef comenzaron hace dos años y la investigación está relacionada con varios proyectos del instituto universitario. El trabajo que expondrá Berenice Güerri está supervisado por el director del Instituto y profesor del departamento de Ciencias del Mar Luis Vicente López, el profesor de la Universidad de Almería Pablo Barranco y la también profesora de la UA Leticia Asensio; además de las aportaciones del equipo técnico e investigador del Laboratorio de Fitopatología.

“Comenzamos las pruebas con nueve aislados de esta especie de hongo y tras los ensayos en larvas de 7 y 30 días e insectos adultos, seleccionamos dos de esos aislados. Las investigaciones arrojaban que la mortalidad de la totalidad del picudo se producía a los 4 días en larvas y 10 días en adultos. Cuando el hongo se formulaba, para facilitar su aplicación y favorecer su permanencia en la palmera no disminuía su virulencia con respecto a esta plaga. El producto formulado se ha hecho finalmente con uno de los hongos más virulentos y es del cual, hemos extraído estos resultados que se darán a conocer en la jornada a los técnicos”.

La Jornada organizada por la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación de la Generalitat Valenciana comenzarán a las 9,45 horas en la sala de juntas de la Facultad de Ciencias y abordará también las investigaciones relacionadas con los métodos de detección precoz, estrategias de control y marco legal.










Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo