Alicante, 6 de noviembre de 2008


La última moda: jóvenes anoréxicas que piden una mascota para darles sus comidas

JAVIER SANZ ABOGA POR LA CALIDAD COMO CLAVE PARA COMBATIR LOS FRAUDES DE INTERNET SOBRE SALUD
 

El profesor de Historia de la Ciencia de la UA y experto en comunicación científica Javier Sanz expone esta tarde en el Seminario Interdisciplinar de Bioética y Nutrición el panorama desconcertante que ha supuesto Internet en el campo de la salud y el conveniente establecimiento de criterios de calidad en las websites para combatir las informaciones fraudulentas. Este farmacéutico que realizó su tesis sobre el acceso a la documentación científica asegura que “sólo el 20% de las páginas web sobre nutrición recogidas en el mayor buscador en español tiene autoría y esta variable no es igual a información fiable”.

El profesor del Departamento de Enfermería Comunitaria, Medicina Preventiva y Salud Pública e Historia de la Ciencia planteará las cuestiones éticas de la información en Internet a partir de ejemplos de distinta índole en el seminario organizado por este departamento de la Escuela de Enfermería y el de Filosofía del Derecho y Derecho Internacional Privado. Uno de los casos curiosos es el de las gafas que supuestamente adelgazan y que se venden con cristales azules. El argumento, según sus fabricantes, es que hay estudios que revelan que el azul es el color “menos apetitoso”. Es decir, que si te pones estas gafas y miras la comida la verás de ese color y, por una razón inconsciente, dejará de apetecerte. A casos graves y que sacan a la luz verdaderos problemas de salud como es la anorexia. La última moda es explicar a otras jóvenes como engañar a los padres para conseguir que les compren una mascota con el objetivo de que sea el animal quien se coma la comida.

Nos movemos ante grandes magnitudes. El 95% de la documentación científica se encuentra en Internet, según indica Javier Sanz, y los estudios estiman que el 20% de los pacientes acudía a la Red antes y/o después de ir al médico para informarse sobre sus dolencias. Las últimas cifras que manejamos son que en el mundo hay sobre 500 millones de servidores, unos 75 millones de blogs y que el 75% de los españoles considera que la información aparecida en nuestra pantalla es fiable. Por eso, ahora estamos estudiando junto a la Universidad Politécnica de Valencia, qué tipo de autoría tienen esas páginas y qué variables contemplan.

En 2007, ya realizamos un estudio y comprobamos que el hecho de que una página tenga autoría no significa que tenga calidad, argumenta el profesor de la UA. Para este experto, una website se mide con 15 variables entre las que destacan informaciones tan fundamentales como saber si existe conflicto de intereses (patrocinios), si hay manifestaciones éticas o morales o si hay relación entre título y contenido. Basándonos en los criterios de calidad desarrollados por BIREME/OPS de Brasil, los estudios sobre metadatos Dublin Core, los propuestos por la Pontificia Universidad Católica de Chile y los requisitos de uniformidad del Comité Internacional de Editpres de revistas de las ciencias de la salud, se observó que solo una página web sobre SIDA norteamericana cumple los 15 criterios de calidad a estudio. 











Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo