Alicante, 30 de enero de 2009

AUMENTA LA PARTICIPACIÓN DE LOS ALUMNOS EN LOS GRUPOS DE TRABAJO DEL PROYECTO REDES DE INVESTIGACIÓN EN DOCENCIA UNIVERSITARIA

La participación de los estudiantes en los proyectos Redes de Investigación en Docencia Universitaria, que según los datos iniciales que se recogieron ascendía a sesenta, es la novedad más destacada de la actual VIII Convocatoria de este. Como cada año, desde el 2001, el Vicerrectorado de Planificación Estratégica y Calidad y el Instituto de Ciencias de la Educación (ICE) de la Universidad de Alicante, convocan ayudas a proyectos con el objetivo de impulsar espacios de colaboración para el desarrollo de proyectos de investigación en la mejora de la calidad del aprendizaje del estudiante y en el diseño de buenas prácticas docentes, todo ello con vistas a prepararse para el cambio que impondrá la llegada del Espacio Europeo de Educación Superior. María Teresa Tortosa, coordinadora desde el ICE del Proyecto Redes, valora de forma positiva la inclusión de los alumnos universitarios en los grupos de trabajo, novedad de la que afirma que <<es conveniente, ya que aportan su conocimiento y experiencia práctica, dando una visión más amplia del tema de investigación>>.

Setenta son las redes que han sido aprobadas para su desarrollo en la edición 2008-2009, cifra que - como señala su coordinadora - se mantiene respecto de ediciones anteriores. << Cambian los miembros de redes, pero el número de proyectos es más o menos el mismo, lo que supone una continuidad de la línea de trabajo>>. Los datos que recoge el ICE revelan que este curso cincuenta y dos redes se incluyen en la modalidad I, es decir, la que se destina a redes de investigación en docencia universitaria de titulación – Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), y veintisiete en la modalidad II o de redes de investigación en docencia universitaria de libre conformación – EEES, contando entre ambas categorías con un total de seiscientos cincuenta participantes. Tortosa aclara que las preocupaciones mayoritarias de los docentes se dirigen hacia el diseño curricular, la investigación en nuevas titulaciones y la elaboración de guías docentes. No obstante, sí se ha presentado algún proyecto con otras finalidades, si bien busca favorecer todo lo que persigue el EEES. Este es el caso de INTTRA, la nueva plataforma de enseñanza-aprendizaje que coordina la profesora del departamento de Filologías Integradas de la Facultad de Filosofía y Letras, Mireia López Simó.

INTTRA, que es la plataforma multimedia para la docencia en Traducción e Interpretación, está funcionando desde el curso 2005-2006, año en que los profesores Mireia López Simó y Miguel Tolosa Igualada comenzaron a darla a conocer a otros docentes para su uso. El proyecto se distingue por incluir dos alumnos y un técnico PAS (personal de administración y servicios), que se han unido al grupo de siete profesores de la red. INTTRA tiene como objetivos continuar con el desarrollo de esta nueva plataforma tecnológica adaptada a los estudiantes de Traducción e Interpretación, que es la labor del técnico informático, traducirla al francés y al ingles, que es el cometido de los dos alumnos, e implementar los materiales docentes, cuyos ejecutores son los profesores implicados. Además, existe un feed-back de los setecientos alumnos que ya están trabajando en el aula con la plataforma.

Como señala la coordinadora de este proyecto, son muchas las ventajas que posee este gestor, ya que dispone de tareas como foros, audio, texto y permite, entre otras posibilidades, la evaluación continua y el trabajo en equipo. En resumen, <<alumno y profesor van a clase sin nada, ya que todo el material está volcado en la plataforma>>, apunta López Simó.

Otra de las redes que están ya en marcha desde que se aprobaran a finales de 2008 y que debe estar finalizada para junio próximo, es la que coordina el profesor de la Facultad de Educación José Daniel Alvárez Teruel. “Desarrollo metodológico de la asignatura Organización del centro escolar”, que así se llama la red en cuestión es el segundo año que participa, e integra también en su equipo a una alumna. La pretensión ahora es seguir con la misma trayectoria, pero incorporar a los estudiantes como evaluadores de las actividades que se van a ir proponiendo, ya que son ellos quienes lo han vivido el pasado curso como alumnos de la asignatura. Gracias a esto, la red se define como colaborativa, de intercambio de metodología y muy práctica, como apunta María Teresa Tortosa, en lo que denomina también de <<esfuerzo compartido>>.

El proyecto Redes de la Universidad de Alicante ha sido pionero entre las universidades en España. Como aclara su coordinadora desde el ICE, María Teresa Tortosa, <<se trata de una cultura de renovación en la que, a los que llevan ya años en esto, el cambio al nuevo EEES no les va a suponer mucho esfuerzo>>. El otro gran pilar sobre el que se fundamenta Redes es comunicar, el intercambio. Para ello, cada año en el mes de junio, y abiertas a la participación universitaria tanto nacional como internacional, se celebran en la UA las Jornadas de Redes de Investigación en Docencia Universitaria.




Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo