Alicante, 27 de Febrero de 2009

Debate El Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) en la UA

EL RECTOR PIDE A LOS ESTUDIANTES QUE AÚNEN ESFUERZOS EN UNA CLARA DEFENSA DE LA UNIVERSIDAD PÚBLICA

La Universidad de Alicante celebró ayer el debate sobre el proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, con una altísima participación estudiantil, además de profesorado y personal de administración y servicios, que llenó el aforo del Paraninfo con la asistencia de más de mil personas.

El Debate, moderado por la Síndica de Greugues en funciones, Emilia Caballero, se iniciaba a las 11:00 horas con la intervención del Rector de la UA, Ignacio Jiménez Raneda, a quien acompañaban en el escenario el presidente del Consejo de Alumnos, Cristian Sirvent, y Patricia García, portavoz de l’Assemblea d’Estudiants.

Raneda, inició su exposición recordando a los asistentes la condición de “foro de discusión” inherente a la razón de ser universitaria y apelando a la “total libertad para debatir diferentes puntos de vista pero, siempre, desde el respeto”. Del mismo modo, el Rector quiso recordar su absoluta disposición desde el primer momento para que el Debate se celebrara.

Seguidamente, Jiménez Raneda, continuó su intervención desgajando diversos puntos clave de los objetivos de la Declaración de Bolonia y el proceso de adaptación al EEES que se está desarrollando en la Universidad de Alicante. El Rector quiso finalmente animar a los estudiantes a "aunar esfuerzos para reclamar los recursos necesarios, en una clara defensa de la Universidad Pública, para lo que no es necesario ocupar espacios con tiendas de campaña".

Puntos principales destacados por el Rector

1. Objetivos de la Declaración de Bolonia de 1999

    Promover la movilidad de los egresados y profesionales europeos dentro de Europa.
    Armonizar los estudios universitarios en Europa construyendo el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

2. Elementos integrantes del proceso de armonización

    Reconocibilidad de las titulaciones de las universidades de los diversos países europeos.

    Los estudiantes como eje central del proceso de formación.

    Los créditos ECTS (European Credits Transfer System)

    Reconocimiento de créditos.

    El Suplemento Europeo al Título, que recoge el perfil de la formación de cada estudiante.

   Movilidad de los estudiantes y de los profesores (ruptura de las barreras culturales y lingüísticas).

    Metodologías docentes más activas.

   Tres niveles de títulos: Grado (Bachelor) de 3 ó 4 años, postgrado (máster) de 1 ó 2 años, y doctorado.

3. Consecuencias para España

    Modificar la estructura de los títulos para hacerlos reconocibles.

    Hay varias maneras de poner en práctica el EEES.

4. Características fundamentales de la reforma en España

    Grados de 4 años, másters de 1 ó 2 años y doctorado.

   Registro de títulos en lugar de un catálogo de títulos elaborado por el Gobierno. Refuerzo de la autonomía universitaria, excepto para los títulos que tengan directrices.

   Directrices para los títulos que den acceso a profesiones reguladas: profesiones con directivas europeas (medicina, enfermería, odontología, farmacia, veterinaria, arquitectura), maestro (infantil y primaria), profesiones sanitarias (óptica, nutrición y dietética humana entre otras), ingenierías, profesor de secundaria, abogado y procurador de los tribunales.

    Procesos de verificación y acreditación (ANECA).

    Fechas límite para la puesta en marcha de los nuevos títulos de grado:curso 2010/11

5. ¿Qué partes de la reforma no forman parte del proceso del EEES?

    El estatuto del profesorado.

    El estatuto del estudiante.

   La designación de la ANECA y de las agencias autonómicas como únicas agencias a intervenir en el proceso de verificación y acreditación.

   Las directrices para la elaboración de los títulos con atribuciones profesionales (excepto los que están sometidos a directivas europeas).

6. El EEES como una oportunidad para la universidad española y, en particular, para la Universidad de Alicante.

   La declaración de Bolonia persigue un sistema universitario europeo compatible, que facilite la movilidad y el reconocimiento mutuo de los estudios y el trabajo en red.

   Fomenta la revisión de las metodologías docentes (a través de los créditos ECTS), impulsando el uso de sistemas de aprendizaje más activos.

   El EEES potencia la autonomía universitaria: cada universidad puede configurar los títulos que desea tener con mayores márgenes de libertad, sometida a un proceso de evaluación de su calidad por agencias independientes y rindiendo cuentas a la sociedad.

  Es inequívocamente mejor el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) frente a un pequeño Espacio español de Educación Superior

7. Características del procedimiento que se está llevando a cabo en la Universidad de Alicante.

  Participación en el proceso de elaboración de planes de estudios (exposición pública de las propuestas de títulos, creación de comisiones de grado en la que participan los distintos colectivos, exigencia de mayorías cualificadas, presentación y debate de alegaciones, etc.).

   Permitir la matrícula a tiempo parcial, para facilitar la compatibilidad entre estudios y trabajo.

8. ¿Existen preocupaciones y problemas en la puesta en marcha del EEES?

    Imprescindible un sistema de becas y ayudas al estudio (alojamiento, viajes, estudio de lenguas, matrículas,etc) Este problema tiene su origen en el EEES porque existiría igualmente aunque no tuvieramos que abordar el proceso de Bolonia. Las becas son competencia del estado central y la financiación de la universidad de la Generalitat Valenciana.

    Hacer bien las cosas -aplicar el EEES- es más caro, porque es un sistema de más calidad.

   Hay que reclamar que se nos proporcionen los recursos que necesitamos (aunque no hay que olvidar que puede haber otras prioridades sociales, más en época de fuerte recesión económica), pero utilizándolos eficientemente y dando cuenta la sociedad.

    Las preocupaciones y los problemas no están en Bolonia, sino en otros lugares.

    Bolonia no es mercantilización ni privatización de las universidades. Estos peligros no tienen que ver con la declaración de Bolonia ni con el EEES. Estos peligros siempre pueden estar presentes, aunque no se produjera ninguna reforma en la universidad.




Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo