Alicante, 30 de abril de 2009

La revista Nature publica hoy la investigación

CIENTÍFICOS DE LA UA DESCUBREN QUE LOS NANOIMANES DESAFÍAN AL MAGNETISMO

Recientes experimentos llevados a cabo por investigadores del grupo de Nanofísica de la Universidad de Alicante muestran que los materiales magnéticos por excelencia, reducidos a  nanoescala,  dejan de comportarse como imanes, y cambian drásticamente sus propiedades.  La estrecha relación entre magnetismo y resistencia en materiales magnéticos es el principio de funcionamiento de los discos duros actuales, por lo que el descubrimiento, que hoy publica la revista Nature, es de gran interés práctico.

El grupo de Nanofísica es capaz de reducir de forma controlada el tamaño de la unión entre dos metales hasta el límite último de  un único átomo.  La fabricación de estas estructuras, conocidas como nanocontactos, requiere condiciones extremas de temperatura (268 grados bajo cero) y presión. Los experimentos miden como pasa la corriente eléctrica a través del nanocontacto, es decir, la resistencia  eléctrica de único átomo.

Para la industria informática, la investigación es de gran relevancia, dada la estrecha relación entre magnetismo y resistencia en materiales magnéticos, que  es el principio de funcionamiento de los discos duros actuales.  Por ello existe gran interés en entender esta relación en la nanoescala.

En el caso de nanocontactos hechos con materiales magnéticos como el hierro, el cobalto y el níquel se esperaba un aumento de la influencia del magnetismo en la resistencia.En contra de esta expectativa, el grupo de Nanofísica de la UA ha encontrado que el magnetismo desaparece en el último átomo del nanocontacto debido  a un efecto físico antagonista, conocido como efecto Kondo. Debido a dicho antagonismo, este fenómeno no había sido anticipado en materiales de propiedades tan conocidas como el hierro, el cobalto y el níquel. El descubrimiento del grupo de Nanofísica de la UA, perteneciente al Departamento de Física aplicada,  implica que el abanico de propiedades electrónicas que puede tener un nanoimán es más amplio de lo que se creía, lo cual influirá en el diseño de futuras aplicaciones.

Los resultados de esta investigación,  publicados hoy en la revista Nature, demuestran la validez científica del experimento. Esta es la primera vez que un grupo de la facultad de Ciencias de la UA, según comentan  los investigadores,  publica en esta prestigiosa revista. El grupo de Nanofísica está constituido por investigadores formados  en universidades extranjeras  incorporados a lo largo de la úlltima década  gracias, en parte, al programa "Ramón y Cajal”. Dirige el grupo Juan José Palacios y está constituído por los investigadores Reyes Calvo, Joaquín Fernández y Carlos Untiedt.





Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo