Alicante, 9 de julio de 2009

INVESTIGADORES DE LA UA  PATENTAN UN MÉTODO QUE AUMENTA LA PRODUCCIÓN DE RESVERATROL

El resveratrol es un compuesto de origen natural que se encuentra en la piel de la uva y tiene efectos antioxidantes

Un equipo de investigadores de la Universidad de Alicante en colaboración con investigadores de la Universidad de Murcia, ha desarrollado y patentado un método biotecnológico que permite obtener y acumular grandes cantidades de resveratrol puro a partir de cultivos celulares de vid. El resveratrol es un compuesto de origen natural que se encuentra en la piel de la uva y numerosos estudios científicos han demostrado sus efectos beneficiosos para la salud gracias a sus propiedades antioxidantes, antitumorales, antiinflamatorias, quimiopreventivas de enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Este método ha sido diseñado por el grupo de investigación de Proteómica y Genómica Funcional de Plantas de la universidad, grupo que dirige el Dr. Roque Bru Martínez.

La investigación

El resveratrol es una fitoalexina (una sustancia que producen las plantas para defenderse de los microorganismos como las bacterias y los hongos patógenos), cuya síntesis se produce en la uva, y en consecuencia, puede encontrarse en productos derivados como vino, mostos, etc. Por tanto, los alimentos y bebidas que contienen esta sustancia se consideran como saludables o recomendables para la salud.

El aumento de la producción de este compuesto se ha conseguido añadiendo dos sustancias inductoras, también de origen natural, a las células de vid productoras del resveratrol, obteniendo cantidades del orden de 4 gramos por litro de cultivo de esta composición fácilmente extraíble. Esto supone que 1g de células frescas producen tanto resveratrol como 16 Kg. de piel fresca de uva de variedades comunes en los viñedos españoles o tanto como 3,2 Kg. de piel de las variedades internacionales más ricas en este compuesto.

Esta tecnología de bioproducción de resveratrol supone una gran innovación respecto al procedimiento actual de extracción a partir de los tejidos vegetales y es importante poder disponer de una fuente biológica adecuada que permita obtenerlo en cantidades suficientes para satisfacer la demanda. Esta tecnología no sólo proporciona una ventaja alimenticia usando las células como ingrediente funcional, sino también terapéutica en suplementos alimenticios, nutraceúticos, fármacos y en cosméticos, y por supuesto medioambiental, ya que los consumos energéticos y de materias primas son mínimos en comparación con la industria extractiva.
























Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo