Alicante, 22 de julio de 2009

EL DIRECTOR DEL ARCHIVO GENERAL DE SIMANCAS AFIRMA QUE "SE DEBE PRIMAR LA CALIDAD, NO LA CANTIDAD"

Inaugurado en la Sede Universitaria de Villena el curso ‘Archivos y documentos. Entre el territorio de la memoria y el presente digital’

Los tiempos han cambiado y los archivos ya no son aquellos lugares de acceso restringido. En los últimos años, internet ha revolucionado también el mundo archivístico; ha puesto de manifiesto la necesidad de digitalizar para conservar y también para difundir los documentos atesorados durante siglos. En opinión de José Luis Rodríguez de Diego, director del Archivo General de Simancas, en este proceso “se debe primar la calidad a la cantidad”.

Rodríguez de Diego, que ha inaugurado el curso ‘Archivos y documentos. Entre el territorio de la memoria y el presente digital’ de la Sede Universitaria de Villena, es de la firme opinión de que “sin rechazar la difusión”, se debe abandonar la cuenta de resultados puramente numéricos, para conseguir una mayor calidad; lo que conlleva, además, la necesidad de una mayor preparación profesional. El director del Archivo General de Simancas comparó la situación actual de los archivos con el fenómeno que se está produciendo con el periodismo. “En Estados Unidos están cerrando una docena de periódicos al día porque el público accede por internet a la información. Ante esta situación, los expertos dicen que hay que apostar por el periodismo de calidad, de investigación”.

El Archivo General de Simancas, cuyo origen se remonta al siglo XV, está en pleno proceso de modernización. Tal y como comentó su director, en la actualidad ya se puede consultar on-line, a través de PARES (Portal de Archivos Españoles, del Ministerio de Cultura) un importante número de documentos y se continúa trabajando en la digitalización de muchos más. “El coste es inmenso no por la digitalización, sino por la descripción previa, ya que hay que hacerlo muy bien para no crear falsas expectativas”, comentó José Luis Rodríguez, al tiempo que elogió la labor desarrollada por los diferentes gobiernos para hacer posible la adaptación de los archivos a la era digital. “Para ello se han aumentado plantillas y renovado edificios”, aseguró Rodríguez de Diego, quien opina que los gobiernos autonómicos han tenido también mucho que ver en este resurgimiento del interés por los archivos “como una forma de descubrir las raíces de su propia identidad”, al tiempo que resaltaba la labor de los profesionales e instituciones que lo hacen posible porque “lo que se hace hoy será memoria histórica mañana”.




 

























Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo