Miguel Yus Astiz

Alicante, 1 de febrero de 2010

DERIVADOS DEL ACEITE DE OLIVA CONTRA EL CÁNCER Y EL ALZHEIMER

El ingrediente clave del aceite de oliva se llama ácido oleico. Este compuesto podría ser relevante para la elaboración de nuevos fármacos, mediante el diseño de moléculas con efectos antitumorales y para mejorar la capacidad cognitiva de las personas con Alzheimer.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Alicante (UA) en colaboración con investigadores de la Universidad de Baleares (UIB), han puesto en marcha un ambicioso proyecto de I+D+i que tiene como objetivo la síntesis de moléculas derivadas del ácido oleico con alta actividad farmacológica para el tratamiento de cáncer y el Alzheimer.

Este proyecto denominado «Eficacia y bases moleculares de derivados de lípidos para el tratamiento del cáncer y enfermedades neurodegenerativas» será llevado a cabo por Dr. Miguel Yus Astiz, director del Instituto de Síntesis Orgánica (ISO) de la UA, en coordinación con la empresa Lipopharma, empresa de investigación biomédica, surgida en 2007 como una empresa de base tecnológica de la (UIB) y promovida por el Dr. Pablo Escribá, director del grupo de investigación de Biomedicina Molecular y Celular de la citada universidad.

El director del grupo investigador de la UA, Miguel Yus, lo tiene claro: «El ingrediente clave del aceite de oliva se llama ácido oleico, España es un gran productor de aceite de oliva y de otros aceites insaturados, bien de origen vegetal o de origen animal con una aplicación curativa farmacológica interesante. El olivo juega un papel primordial en esta investigación, es decir, las propiedades biomédicas del ácido oleico y sus derivados, presentan bastantes propiedades de tipo preventivo y pueden ser utilizados de manera más o menos masiva para luchar contra el cáncer y enfermedades neurodegenerativas».

El objetivo principal del proyecto es desarrollar lípidos (ácidos grasos) de uso terapéutico para producir fármacos de mayor actividad. Para ello, es necesario, diseñar y sintetizar las moléculas, estudiar la actividad y eficacia en modelos celulares y animales de distintas patologías y determinar la ausencia de toxicidad y seguridad farmacológica para su uso.

La UA se encargará de realizar la síntesis y purificación de las moléculas a ser estudiadas. La UIB realizará los estudios de eficacia y mecanismos moleculares para el tratamiento de cáncer y Alzheimer, y Lipopharma contribuirá económicamente con contratos y aportando personal a las universidades y también participará en el desarrollo farmacéutico de las moléculas estudiadas, mediante la realización de las fases preclínicas y clínicas en humanos, siguiendo las directrices de la Agencia Europea de Medicamentos.

En ambas enfermedades la necesidad de desarrollar nuevos fármacos es prioritaria y el presente proyecto pretende aunar los esfuerzos de dos universidades y una empresa para llevar a cabo un proyecto que difícilmente se hubiera podido realizar de forma independiente.

Este ambicioso proyecto, que tendrá una duración de tres años se desarrolla en el marco de la convocatoria de ayudas TRACE (Proyectos de Investigación Fundamental Orientada a la Transmisión de Conocimiento a la Empresa).












 


 

 
   
  
mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo