Alicante, 2 de Marzo de 2010
 
LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE ESTUDIARÁ EL IMPACTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO SOBRE EL TURISMO EN BENIDORM

La Universidad de Alicante está estudiando los efectos que sobre la economía, el turismo y el urbanismo pueden tener el cambio climático si se cumplen las previsiones científicas al respecto. Dos de sus institutos de investigación están trabajando en un proyecto europeo del que se van a derivar propuestas administrativas concretas, que también se elevarán a la Comisión Europea. Benidorm ha sido escogido como un destino turístico sobre el que se desarrollará una investigación piloto.

Estos estudios científicos se están llevando a cabo en el seno de un proyecto del Observatorio Europeo de Ordenación del Territorio (ESPON), que en la UA llevan a cabo el Instituto Universitario de Investigaciones Turísticas y el Instituto Interuniversitario de Geografía. El equipo investigador está está integrado por los profesores Jorge Olcina y Fernando Vera.

El propósito de esta investigación, en la que participan también dos universidades de Barcelona, es el de trabajar sobre unas áreas piloto del litoral mediterráneo español, Baleares incluidas, para valorar la previsible evolución de las temperaturas, las precipitaciones y los fenómenos meteorológicos y vaticinar qué consecuencias sobre la economía pueden traer y proponer medidas a las autoridades competentes.

"Si se cumplen las previsiones científicas —indica al respecto Jorge Olcina— agravará sus efectos el hecho de que se acentuarán los fenómenos meteorológicos extremos y se producirá una mayor incertidumbre en las previsiones: temperaturas inusualmente altas o bajas, vendavales especialmente fuertes, temporales intensos, sequías prolongadas… Esos episodios tendrán un efecto potencialmente dañino para la economía. Nuestro propósito es cartografiar los efectos que se pueden producir y ofrecer medidas".

"Pero queremos hacerlo sin caer en el el catastrofismo y ofreciendo pronósticos realistas—añade—. Es espectacular decir que el mar Mediterráneo va a subir un metro de nivel, pero para establecer previsiones serias y ponderadas hemos de partir de datos ciertos. Esa es la fase preliminar de nuestro trabajo. Ya estamos comprobando las series estadísticas disponibles, primero en el litoral de la provincia de Alicante pero luego en el resto del litoral español. Necesitamos medidas que puedan homogeneizarse y, además, los datos de hace más de 50 o 60 años pueden no ser fiables".

Según señala, después, y empezando por la provincia, se hará un diagnóstico de las zonas de riesgo. Y por último se harán propuestas de medidas, tales como ampliar la zona de protección de cauces o modificar la normativa urbanística para poder hacer frente a episodios de sequía. "Por ejemplo, intentaremos prever qué efectos puede tener sobre el turismo un lago periodo de desabastecimiento de agua". Tales propuestas, además de hacerse llegar a los niveles administrativos españoles competentes, se unirán a la del resto de las emanadas por los demás científicos europeos participantes en este proyecto del ESPON para elevarse a la Comisión Europea y elaborar una directiva comunitaria al respecto.

Según señala Fernando Vera, director del Instituto de Investigaciones Turísticas, convergiendo con este proyecto hay también otro de este centro de la Universidad de Alicante sobre renovación de los destinos turísticos tradicionales al que se van a incorporar los impactos del cambio climático. Asimismo, indica que hay en fase de próxima aprobación otro patrocinado por el Instituto de Estudios Turísticos, de la Secretaria de Estado de Turismo, que haría extensibles estos estudios de impacto sobre el turismo a todo el litoral español, fruto del convenio firmado entre este organismo y la UA hace unos meses.

A partir de este jueves los miembros europeos del proyecto ESPON-Climate (2009-2011) celebrarán su reunión anual en la Universidad de Alicante 
http://www.ua.es/es/servicios/comunicacion/notas/10022602.html

Este encuentro será inaugurado a las 9:00h del día 4 de marzo en la sala de juntas de la Biblioteca General por el rector de la UA, Ignacio Jiménez Raneda, y la vicerrectora de Relaciones Institucionales, Aránzazu Calzada.


 




 
    
 
 
  
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo