Alicante, 14 de mayo de 2010

EL TRABAJO CONJUNTO DE CENTROS EDUCATIVOS, DOCENTES Y PADRES ES VITAL PARA PREVENIR LA VIOLENCIA EN LAS AULAS, CONCLIUYEN LAS JORNADAS SOBRE PROBLEMAS DE CONVIVENCIA EN EDUCACIÓN 

Las Jornadas celebradas en la UA han concluido que la violencia es la manifestación de causas más profundas

Que la violencia es la manifestación de causas más profundas y que son estas causas las que hay que hallar, es una de las conclusiones que se desprenden de las Jornadas “Problemas de convivencia en educación y soluciones empleadas en países latinoamericanos” que finalizan hoy en la Universidad de Alicante.

Los programas de televisión, el contexto cultural y la dinámica familiar influyen en la presencia de la incivilidad escolar. En Latinoamérica, si bien predomina la civilidad, hay abundancia de indisciplina. Además, en las zonas tropicales y ecuatoriales son más densas las agresiones.

Los participantes en las jornadas han determinado que es necesario aplicar programas de educación a los padres, promoviendo el fortalecimiento de las familias para prevenir a los que se hallan en situación de riesgo.

La clave para disminuir la violencia escolar está en fomentar relaciones positivas y en propiciar un entorno de apoyo al alumnado. Hay que evitar los casos de “desafección escolar” que generan inercia y abulia por parte del alumnado y desmotivación del docente. Para superarlos se debe emplear la disciplina preventiva basada en el trabajo colaborativo e implementación de las “comunidades de aprendizaje”.
      
Los centros educativos son las instituciones que deben asumir una parte de la responsabilidad social sobre aspectos de convivencia. En este sentido, otra de las conclusiones que se extrae postula por la necesidad de que exista interacción entre directivos, docentes y padres y madres de familia para permitir el desarrollo intelectual y socio-afectivo. Además, los planes de convivencia escolar se han de asentar en la mejora del clima institucional, dice otra conclusión resultante.

Los investigadores españoles y latinoamericanos reunidos hablan de la necesidad de mejorar la formación docente del profesorado en relación con el aprendizaje de la convivencia, puesto que el docente es un aspecto central para el desarrollo de un clima de convivencia en el centro escolar.

Sobre el papel que juegan las universidades es este asunto, indican que es fundamental como lugar de conocimiento científico, debiendo estar al servicio de la sociedad. Es necesario estrategias para que el trabajo de investigación de las universidades impacte en las prácticas de enseñanza, las escuelas y comunidades.

Las jornadas han reunido desde el martes 11 y hasta hoy viernes, en la Sala Multimedia del edificio de Rectorado de la UA, a especialistas e investigadores españoles y latinoamericanos, directivos de asociaciones de madres y padres de alumnos y personal de la administración autonómica.

La decana de la Facultad de Educación, María Ángeles Martínez Ruíz, la directora del Secretariado de Extensión Universitaria de la Universidad de Alicante, María del Rosario Navalón García, el director provincial de Educación en representación del conseller de Educación, Valero Alias, la directora del CEFIRE de Alicante, Araceli Puga Martínez, fueron los representantes de los diferentes organismos participantes que inauguraban las Jornadas el martes 11, junto al director de estas, Salvador Peiró i Gregori.

El Área de Teoría e Historia de la Educación de la Facultad de Educación ha sido el responsable de la organización del encuentro, junto a la co-organización de la Dirección General de Política Científica del CEFIRE-Alacant.

 



 



 





 
   
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo