Dr. Antonio Marcilla

Alicante, 6 de julio de 2010
 
INVESTIGADORES DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE PATENTAN UN PROCEDIMIENTO PARA LA PROTECCIÓN DE LOS GUARDARRAÍLES CON RESIDUOS PLÁSTICOS

Un equipo de investigadores de la Universidad de Alicante, han desarrollado y patentado un procedimiento innovador que utiliza espumas poliméricas (plásticos) y reciclado de espumas termoestables para el recubrimiento de los guardarraíles.

La tecnología diseñada por el grupo de investigación de Procesado y Pirólisis de Polímeros del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Alicante, dirigido por el Dr. Antonio Marcilla, podría suponer un importante avance en materiales destinados a la seguridad vial y en las tecnologías de reciclado de plásticos.

Las espumas de polímeros son materiales difíciles de reciclar. Estos materiales son poco reactivos y no pueden interaccionar con otros materiales.

El procedimiento patentado, permite volver a utilizar estas espumas aprovechando las características y las propiedades del material utilizando una sustancia adhesiva que queda fundida al aplicarle calor y a la que se le añaden ferritas (sustancia formada por partículas de óxido de hierro que se utiliza como material magnético) u otros absorbentes de microondas.

El material que actúa como aglomerante, es del mismo tipo que la espuma en su origen, y permite la obtención de piezas compactas de baja densidad y gran espesor, propiedades que lo hacen especialmente indicado para elaborar piezas que recubran los guardarraíles de las carreteras, ya que una de las características de estas espumas, es la absorción de la energía del impacto reduciendo notablemente las consecuencias del mismo.

La utilización de porcentajes elevados de residuos plásticos supone un beneficio medioambiental y conduce a un abaratamiento en los costes. Los prototipos fabricados por esta tecnología son piezas que superan los 20 cm. de diámetro, frente a espesores de 2.5 cm. que se describen en materiales del estado de técnicas existentes.

La característica de este material, permite minimizar el riesgo de lesiones durante un impacto de un cuerpo de 86.5 kg a 60km/h según los tres índices biomecánicos representativos de lesiones en la cabeza, cuello y tórax respectivamente indicados en el Informe para la Evaluación del Comportamiento de los Sistemas de Protección de Motociclistas en la Barreras de Seguridad y Petriles (UNE).

Otro aspecto relevante de esta invención, que puede beneficiar a numerosas industrias, se refiere al uso de este procedimiento para fabricar el recubrimiento de postes de las señales de tráfico, boyas de flotación de redes, boyas de balizamiento, flotadores salvavidas, ruedas de vehículos, suelas de calzado y plantas para recubrimiento de suelos o barreras acústicas.

La aplicación de esta tecnología conduciría a un avance importante en el reciclado de espumas de EVA, polietileno, poliuretano, etc. ya que permitiría su uso para la fabricación de productos de alto valor añadido, entre los que cabe destacar los referentes a la seguridad vial. El reciclado de estos materiales por los procedimientos convencionales son difíciles y muy costosos.

 



 
   
    
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo