Alicante, 20 de agosto de 2002 

EL PASADO ARQUEOLÓGICO DE ALBACETE, UNA LABOR DE LA UNIVERSIDAD DE ALICANTE

El futuro parque arqueológico de Lezuza, en Albacete, será fruto de la ingente labor del área de arqueología de la Universidad de Alicante. Actualmente se están contruyendo los cimientos del parque, que además contará con su propio museo. Esto es fruto del trabajo realizado por el profesor de la Universidad de Alicante, José Uroz, del Departamento de Prehistoria, Arqueología, Historia Antigua, Griego y Latín, quien dirige anualmente una importante investigación arqueológica en el yacimiento de Libisosa, colonia romana situada en el municipio albaceteño de Lezuza. El estudio científico de estos yacimientos se está llevando a cabo desde 1990, aunque las excavaciones se iniciaron el año 96 y permanecen en la actualidad.

Este año, a partir de julio, José Uroz dirige un equipo de un total de 40 trabajadores cedidos por el Instituto Nacional de Empleo, además de profesores, investigadores y una serie de alumnos de la propia universidad. Allí permanecerán varios meses de verano, y una vez que hayan realizado toda la investigación, en la época invernal se dedican a trabajar, en la misma U.A. con los materiales allí obtenidos.
 

Una ciudad por descubrir

 Desde el inicio de los trabajos hace ya siete años, las presentes líneas de investigación han ido escribiendo la historia de una ciudad con pasado íbero, romano y medieval. Además, el equipo de Uroz ha reconocido que hará falta al menos medio siglo más de trabajos para terminar de dibujar la evolución de aquella primera comunidad, lo que significa que el pasado de Libisosa está aún por descubrir y que la labor todavía va a dar mucho de sí.
 

Los hallazgos más importantes

En las últimas excavaciones, realizadas el 2001, destaca principalmente una edificación cristiana de control militar perteneciente a la Baja Edad Media.
 También cabe indicar la aparición de restos funerarios conservados en un perfecto estado, así como claras pruebas del intenso tráfico comercial que vivía la ciudad.
 Otros de los hallazgos son molinos, objetos metálicos, útiles agrícolas de hierro, el foro, un barrio industrial, edificios importantes como la basílica y el ayuntamiento local, así como restos de un enterramiento infantil.
 Todos estos descubrimientos, que desde el punto de vista científico tienen relevancia tanto a nivel individual como en su conjunto, constituyen una sólida prueba del triple pasado ibérico, romano y medieval ya indicado con anterioridad.
 

Otras investigaciones

Además de las investigaciones de Libisosa, el profesor de la U.A. José Uroz dirige unos estudios y excavaciones de la denominada “Villa de Plinio El Joven” en la ciudad de Perugia, Italia, desde el año 1986. Para llevar a cabo su labor, Uroz se traslada allí cada año durante dos meses, junto con un equipo formado por unas 25 o 28 personas, en el que se encuentran tanto alumnos como otros profesores de la Universidad de Alicante.
 En este caso, como el hallazgo más importante podemos destacar la invención del sistema de la aparcería, de gran relevancia para la agricultura europea. 
 Para finalizar, señalar que el último descubrimiento, realizado el pasado año, consiste en un Santuario de época medio republicana, donde se daba culto a una divinidad indígena, que estructuraba toda la ciudad.
 

 
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo