Alicante, 30 de abril de 2002 

EL FRANQUISMO, UNA ETAPA QUE SE ESTUDIA CADA VEZ MÁS DESAPASIONADAMENTE

Con un monográfico sobre esta época la UA inicia una colección de historia contemporánea.

El franquismo, como etapa histórica, se estudia cada vez más distanciadamente a pesar de que todavía pueda seguir suscitando pasiones. Así lo indica Glicerio Sánchez Recio, director de una revista de historia contemporánea cuyo primer número acaba de editar la Universidad de Alicante. 

Este volumen de 340 páginas está dedicado a las instituciones y a la sociedad en el franquismo. 

“El franquismo es ya un periodo cerrado—indica Glicerio Sánchez, catedrático de Historia Contemporánea—. Estamos en el 2002, han pasado muchos años desde que esa etapa acabó entre la muerte de Franco y las primeras elecciones generales. Existe la suficiente perspectiva para su estudio histórico, y el historiador sabe darse un baño de agua fría para hacer su trabajo.
Las actitudes apasionadas que todavía se dieron en los años 80 en la conmemoración del 50 aniversario de la guerra civil están desapareciendo”. 

El libro-revista se abre con un artículo de su director titulado “El sindicato vertical como instrumento político y económico del régimen franquista”, cuyo contenido permite establecer comparaciones entre la fiesta del trabajo, tal como era concebida en aquella época, y el actual significado del 1 de Mayo. 

PRIMERO DE MAYO 

“En un contexto democrático, el 1 de Mayo no tiene nada que ver con una fiesta del trabajo tal como la instituía el franquismo. En una dictadura se da la perversión del sindicalismo. El sindicalismo es una expresión de pluralismo en todos los sentidos: ideológico, político y social. Es fundamentalmente reivindicativo, pero en un régimen dictatorial donde se niega el pluralismo y existe un sólo partido único que persigue toda disidencia sólo es posible un sindicato, creado no para defender los intereses de los trabajadores sino para dirigir su organización. Las dictaduras de corte fascista niegan el principio de la lucha de clases e imponen el de armonía entre las clases, por lo que en el sindicato deben estar trabajadores y empresarios. Incluso se le lleva a formar parte del gobierno nombrando un ministro del ramo. Y eso, unido al talante derechista de la dictadura franquista, acaba derivando en la utilización por el estado de la organización sindical en beneficio de la patronal”. 

Asimismo, señala que en el franquismo las huelgas tenían un significado distinto al actual. “En un contexto democrático los trabajadores persiguen con sus huelgas la finalidad de mejorar sus condiciones (de salario, de empleo, etc.). Pero en el franquismo esas condiciones eran el resultado de un control de lo social por el poder político, por lo que debían mejorarse a través de acciones de tipo político. Así lo entendió el propio régimen, que combatió las huelgas con la discrecionalidad de
jueces y  policías”. 

Otro de los artículos incluidos en la monografía, escrito por el profesor Roque Moreno, habla de la autarquía, de la que indica que hundió la economía española durante las dos primeras décadas tras la guerra e hizo perdurar sus efectos todavía más tiempo. Estas circunstancias económicas también tuvieron su repercusión sindical. “Muchos de los que perdieron la guerra cayeron en la apatía  total, en la desmovilización. Incluso siguieron el objetivo de que sus hijos no revivieran la experiencia sufrida por ellos. Pero quince años después, a mediados de los años 50, esta situación empieza a superarse y coincide con las consecuencias de la autarquía y su gran fracaso económico, que lleva al país casi a la quiebra. Para salir de ese colapso se abre un debate entre los partidarios de la autarquía, la minoría beneficiada por el régimen,  y los de una liberalización, que
coinciden con el renacimiento del movimiento sindical”. 

La colección a la que pertenece este volumen sobre el franquismo lleva por título genérico “Pasado y Memoria”. Tendrá periodicidad anual. Este primer número está editado con la colaboración de Bancaja y los autores de sus artículos pertenecen tanto la Universidad de Alicante como a otras universidades. Incluye también diversas noticias y tesis doctorales. 
 

 
Página mantenida por la Oficina de Comunicación página principalenviar correo